Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
02 de Noviembre, 2016
Nace el Consejo Latinoamericano de Movilidad Humana y Refugio (CLAMOR)

Imprimir
Imprimir

La iniciativa es fruto del Seminario Latinoamericano sobre Migración, Refugio y Trata de personas

Con el título de “Declaración de Honduras”, las conclusiones del Seminario Latinoamericano sobre Migración, Refugio y Trata de personas, convocado por el Departamento de Justicia y Solidaridad (DEJUSOL) del CELAM, y realizado en Tegucigalpa, del 14 al 17 de septiembre, expone no solamente el drama de las personas que padecen este flagelo en América Latina y el Caribe, sino que también presenta la decisión de crear el Consejo Latinoamericano de Movilidad Humana y Refugio (CLAMOR), como propuesta concreta de articulación interinstitucional.

La Declaración, firmada por el presidente del DEJUSOL-CELAM, la secretaria general de la CLAR y el presidente de Cáritas América Latina y El Caribe, presenta una crítica radiografía de las realidades que afrontan los migrantes, los refugiados y las víctimas de la trata en la región. “Somos testigos de la grave situación que viven millones de hermanos y hermanas nuestros que se han visto forzados a emigrar encontrando muros físicos, políticos, religiosos, culturales en lugar de puertas abiertas”.

Con relación a los migrantes y solicitantes de refugio, la crisis humanitaria se revela particularmente en las “15.000 personas mexicanas, turcas, paquistaníes, togoleses, sirias, haitianas, eritreas, congoleses apostadas en los últimos cuatro meses en Tijuana, la frontera norte de México, así como los más de 26.000 niños, niñas y adolescentes que según UNICEF en los últimos 6 meses han llegado también al norte de México y sur de los Estados Unidos pidiendo asilo”. Y sin embargo, no es menos cruda la realidad de “cientos de cubanos varados en Panamá y Costa Rica” y “la situación lacerante de miles de haitianos escapando de la pobreza, obligados a recorrer rutas peligrosas y enfrentando discriminación”.

En Suramérica, el incremento del flujo de migrantes y refugiados provenientes de diferentes países, particularmente de Venezuela, expresa la angustia e incertidumbre de muchos que “se ven forzados a buscar oportunidades en otras tierras”.

En el trasfondo de este doloroso panorama, al cual se añade la explotación de seres humanos a través de la trata de personas, se revela “un sistema socio económico fallido que desplaza al ser humano y coloca el lucro y el poder como horizonte”.

“En nuestra región miles de personas que migran son sometidas a la esclavitud bajo las formas de explotación sexual y trabajo forzado. República Dominicana, Colombia, México y Brasil figuran entre los países de mayor presencia de esta horrenda degradación”.

Aunque “los gobiernos de la región no garantizan a su población el derecho a migrar y en lugar de proteger a las personas migrantes adoptan políticas de securitización, restricción y rechazo”, y el sector privado, por su parte, se aproveche de la vulnerabilidad de los migrantes con fines expresamente lucrativos, que incluye labores extractivistas; también brillan, como luceros en una noche oscura, algunas experiencias de lucha a favor de migrantes, refugiados, desplazados y víctimas de trata, con la participación de la Iglesia católica.

“El encuentro nos ha permitido compartir y reconocer experiencias de trabajo pastoral de diversas organizaciones eclesiales, quienes acompañan y sirven a nuestros hermanos y hermanas en situación de migración forzosa, refugio y trata de persona. Son profetas de misericordia, son el corazón comprensivo y los pies acompañantes de la Iglesia que abre sus brazos y sostiene. Sin embargo, reconocemos con dolor que las iglesias, organizaciones de la sociedad civil y organismos internacionales no hemos dado una respuesta suficiente a tan grave crisis”.

Por eso, entre las diversas sugerencias e iniciativas que brotaron del Seminario, a partir de la creación del Consejo Latinoamericano de Movilidad Humana y Refugio (CLAMOR) se espera articular “los esfuerzos de las diversas realidades de la Iglesia en favor de los hermanos y hermanas en situación de Migración, Refugio y víctimas de trata”

Dpto. de Comunicación y Prensa CELAM


Descargue a continuación:

· Descargue la “Declaración de Honduras”.




Documento sin título