Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
14 de Noviembre, 2016
Editorial No 137

Imprimir
Imprimir

A propósito de la conmemoración luterano-católica de la Reforma

Aunque el viaje apostólico que realizó el papa Francisco a Suecia, el 31 de octubre y el 1º de noviembre, ha sido uno de los más breves de los 17 viajes internacionales de su pontificado, ha representado, sin embargo, un histórico ‘salto ecuménico’, en el marco de la conmemoración luterano-católica de la Reforma.

Lo ha reconocido la prensa internacional, al igual que no pocos líderes religiosos, analistas y la misma feligresía. El vaticanista español Antonio Pelayo ha ponderado que la “hazaña” del papa Francisco, siguiendo los pasos de sus predecesores Benedicto XVI y Juan Pablo II, “ha demostrado una vez más su coraje y ha lanzado el ‘ecumenismo de la solidaridad’. Al mismo tiempo, hay que destacar la respuesta generosa de la Federación Luterana Mundial”.

Durante la oración ecuménica conjunta, en la catedral de Lund, el Papa manifestó que, en efecto, soplan nuevos vientos de encuentro y diálogo ecuménico: “católicos y luteranos hemos empezado a caminar juntos por el camino de la reconciliación. Ahora, en el contexto de la conmemoración común de la Reforma de 1517, tenemos una nueva oportunidad para acoger un camino común, que ha ido conformándose durante los últimos 50 años en el diálogo ecuménico entre la Federación Luterana Mundial y la Iglesia Católica. No podemos resignarnos a la división y al distanciamiento que la separación ha producido entre nosotros. Tenemos la oportunidad de reparar un momento crucial de nuestra historia, superando controversias y malentendidos que a menudo han impedido que nos comprendiéramos unos a otros”.

En el transcurso de las últimas décadas, católicos y luteranos “hemos aprendido que lo que nos une es más de lo que nos divide”, como se afirmó en la declaración conjunta, acentuando el llamado de Dios a “caminar hacia la comunión”. Por eso, desde este espacio de encuentro, hacemos eco a la exhortación que marcó está conmemoración conjunta:

Exhortamos a todas las comunidades y parroquias Luteranas y Católicas a que sean valientes, creativas, alegres y que tengan esperanza en su compromiso para continuar el gran itinerario que tenemos ante nosotros. En vez de los conflictos del pasado, el don de Dios de la unidad entre nosotros guiará la cooperación y hará más profunda nuestra solidaridad. Nosotros, Católicos y Luteranos, acercándonos en la fe a Cristo, rezando juntos, escuchándonos unos a otros, y viviendo el amor de Cristo en nuestras relaciones, nos abrimos al poder de Dios Trino. Fundados en Cristo y dando testimonio de él, renovamos nuestra determinación para ser fieles heraldos del amor infinito de Dios para toda la humanidad.

En esta edición No. 137 de Noticelam compartimos algunas informaciones sobre las actividades de los departamentos del CELAM, como el XIV Curso Latinoamericano para Directores Espirituales de Seminarios Mayores y un nuevo video-entrevista de interés latinoamericano-caribeño, en esta ocasión a Monseñor Felipe Arizmendi, lo mismo que algunos avances sobre los itinerarios de la RIIAL y del SEDAC.

Así también, la palabra que el papa Francisco dirigió a los movimientos populares, durante su último encuentro mundial, coincide con la preocupación de la iglesia de Guatemala y de Brasil por el destino de los más pobres, en las actuales coyunturas políticas que viven estos países.

Por último, presentamos el mensaje esperanzador de la Iglesia mexicana, a la luz de su CII Asamblea Ordinaria, y una crónica a propósito de la Vigilia Nacional por la Paz organizada por la Conferencia de Religiosos de Colombia, el pasado 9 de noviembre.

Esperamos que nuestra misión comunicativa continúe estimulando en nuestros lectores la construcción de puentes de solidaridad, a favor de la unidad de los cristianos.




Documento sin título