Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
14 de Noviembre, 2016
CELAM promueve formación para directores espirituales de Seminarios Mayores

Imprimir
Imprimir

XIV Curso Latinoamericano para Directores Espirituales tiene lugar en Tegucigalpa

Uno de los propósitos fundamentales del Departamento de Vocaciones y Ministerios (DEVYM) del CELAM está referido al acompañamiento de procesos de conversión de las Conferencias Episcopales de América Latina y El Caribe, mediante itinerarios formativos articulados y renovados que colaboren en la vida y en las acciones de una Iglesia misionera. Dichos itinerarios formativos incluyen, por supuesto, la formación de los futuros presbíteros.

La realización del XIV Curso Latinoamericano para Directores Espirituales de Seminarios Mayores de América Latina y el Caribe se sitúa en esta perspectiva, con el propósito de “profundizar e identificar los aspectos relevantes de la dirección espiritual para colaborar en la formación de los acompañantes espirituales de los Seminarios latinoamericanos  a la luz de Aparecida y de la Nueva Ratio”. 

De igual forma, el Curso busca establecer la relación entre acompañamiento espiritual y psicología, para favorecer un óptimo proceso en los itinerarios de formación de los seminaristas, tal como propone el Magisterio de la Iglesia.

En esta oportunidad, la Iglesia de Honduras acoge la experiencia formativa. El curso tiene lugar en el Centro de Espiritualidad Casa Caná, de las Siervas de la Misericordia de Dios, en Tegucigalpa, entre el 7 y el 18 de noviembre de 2016. Participa una docena de sacerdotes provenientes de nueve países del continente.

“La dirección espiritual es una ayuda en el camino de la santificación para todos los fieles de cualquier estado de vida. Actualmente, mientras se observa una búsqueda de orientación espiritual por parte de los fieles, al mismo tiempo se advierte la necesidad de una mayor preparación por parte de los ministros, con el fin de poder prestar con diligencia este servicio de consejo, discernimiento y acompañamiento. Donde existe dicha práctica, existe renovación personal y comunitaria, vocaciones, espíritu apostólico, alegría de la esperanza” (El sacerdote confesor y director espiritual ministro de la misericordia Nº 66).

 

Dpto. de Comunicación y Prensa CELAM
Fuente: Departamento de vocaciones y ministerios Celam.




Documento sin título