Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
14 de Noviembre, 2016
“Dios ama la justicia y el derecho” (Salmo 33,5)

Imprimir
Imprimir

Comunicado de la Conferencia Episcopal de Guatemala

Con la frase del salmo 33, 5 “Dios ama la justicia y el derecho”, los obispos guatemaltecos publicaron un comunicado el pasado 6 de noviembre, en el que abordan la realidad guatemalteca en el momento coyuntural. Desde la doctrina social de la Iglesia los obispos dirigen el comunicado a los católicos y a la sociedad del país.

“Percibimos una parálisis institucional en los tres poderes del Estado que se manifiesta de diversas maneras” comienzan afirmando los obispos. Posteriormente desglosan mediante análisis la situación. En continuidad con el comunicado anterior titulado “nos duele Guatemala”, los obispos recuerdan la centralidad de la necesidad de fortalecer la democracia desde la defensa del bien común y la dignidad de la persona humana.

La soberanía descansa en el pueblo y esta debe prevalecer como bien común por encima de los intereses de sectores nacionales o internacionales.

El número 5 del comunicado es especialmente importante, pues en él los obispos indican que “aprecian la democracia como sistema participativo por el cual los ciudadanos pueden nombrar o sustituir autoridades, de manera pacífica y preservando la institucionalidad”. También indican que “los funcionarios públicos tienen responsabilidad civil y criminal por infracción a la ley y no están obligados a cumplir órdenes que los lleven a cometer delitos”.

La importancia especial de este comunicado se debe a la criminalidad por corrupción en la que han caído muchos funcionarios dañando el país, razón por la cual, la ciudadanía guatemalteca dio inicio a las manifestaciones pacíficas en apoyo a los organismos nacionales e internacionales de Justicia, que han permitido juzgar a funcionarios llegando hasta  los más altos niveles por ejemplo al expresidente y ex vicepresidenta que encabezando una larga lista de autoridades dirigían estructuras de  desfalco del erario público y del Estado.

El comunicado afirma la necesidad de la ética tanto en el ejercicio de la función pública como en la escala de valores personales de quienes ejercen cargo alguno.

Tal como ha sido el itinerario de compromiso con el bien social de los obispos guatemaltecos, incluso hasta el peligro de la propia vida, y que puede comprobarse en la recopilación de los pronunciamientos titulado “al servicio de la vida la justicia y la paz”, la Conferencia Episcopal de Guatemala cierra el comunicado indicando que Queremos una Guatemala distinta y nos comprometemos para que la verdad del Evangelio sea nuestra mayor contribución al cambio social y ético que como país necesitamos.” Siendo el bien común la mayor preocupación que recalcan en el pronunciamiento público.

 

Lea usted a continuación el comunicado de los obispos de Guatemala ante la situación que vive el país.

 

Departamento de comunicación y Prensa CELAM

 

Fuente: Conferencia Episcopal de Guatemala

 

Foto: CEG


Descargue a continuación:

· Comunicado




Documento sin título