Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
08 de Diciembre, 2016
Obispos centroamericanos participan en conmemoración del mártir P. Hermógenes López Coarchita

Imprimir
Imprimir

Ya estaba anunciado y era parte de la agenda que ocuparía a los obispos centroamericanos.

A eso de las ocho treinta de la mañana, un bus transportó desde la sede del encuentro en plena ciudad, a los obispos para conducirlos hacia San José Pinula, “tierra del Pinol”, como lo llamaban los antiguos, creado municipio en octubre de 1886, ubicado a 21 kilómetros de la ciudad de Guatemala y a 1752 metros sobre el nivel del mar.

El Padre Hermógenes López Coarchita, originario de Ciudad Vieja, antigua Guatemala, fue párroco de Pinula de Noviembre de 1966 al 30 de Junio de 1978, año en el que fue martirizado al retonar a la casa parroquial despues de visitar un enfermo.

Los obispos de Guatemala, el Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, así como Monseñor Glanzi, obispo auxiliar de Belice y Monseñor Ruben Gonzáles, obispo de Puerto Rico y Presidente del departamento de familia, vida y juventud del CELAM, fueron recibidos por los parroquianos con música de marimba situada en el atrio de la iglesia parroquial, adornada y preparada para la ocasión. Cada uno al entrar se dirigió a orar un momento en silencio en la capilla del santísimo en el interior del templo.

En un ambiente festivo y lleno de aplausos por la alegría de la visita de los pastores de la iglesia centroaméricana, dio inicio el acto de bienvenida a cargo del Párroco, el Padre Marco Antonio Méndez, quien dentro de los  puntos de un acto eclesial protocolario de fraternidad presentó a don Jacobo López Coarchita, hermano del “Padre Mártir”.

Don Jacobo con un tono sereno, recordó el testimonio de fe y compromiso cristiano que por medio de su desempeño pastoral diera en el corazón de la de la iglesia y la familia, el Padre Hermógenes, hasta derramar su sangre como Jesús su Señor, a quien siguió toda su vida. Explicó que la causa hacia la beatificación del siervo de Dios: Hermógenes López, su hermano, está en camino, y pidió las oraciones para que pueda ser canonizado por la Iglesia “aquel Párroco sencillo” que sirvió a sus hermanos con amor. El acto terminó con dos cantos interpretados a dúo, composición poética e histórica de los aldeanos: “El Padre Hermógenes nace, el padre Hermógenes grita, el Padre Hermógenes vive, en el pueblo que camina”.

Monseñor Rodolfo Valenzuela Nuñez, obispo de la Verapáz y Presidente de la Conferencia Episcopal de Guatemala, presidió la Eucaristía, mientras que todos los obispos y Presbíteros concelebraban, entre ellos los queridos cardenales Luis Lacunza de Panamá y Leopoldo Brenes de Nicaragua.

La misa transmitida por prensa, Radio y Televisión fue solemne, la iglesia estaba llena de la presencia del querido pueblo de Pinula y algunas religiosas.

Terminada la solemne misa que hizo memoria del martirio y testimonio sacerdotal y pastoral del padre Hermógenes entre los pinultecos, los obispos centroamericanos, se dirigieron hacia el lugar donde las balas cegaron la vida del Padre, una de ellas, le atravesó la cabeza, e hicieron derramar la sangre martirial. En ese lugar se erige una cruz y un monumento rodeado por las flores del jardín en memoria del martirio. A cielo abierto, en ese día iluminado por el sol y con una temperatura agradable, los obispos ofrecieron una oración; posteriormente compartieron el almuerzo y volvieron a la ciudad, para presentar sus informes pastorales como país en el marco de la reunión.

 

Departamento de comunicación y Prensa CELAM
Foto: Depto Comunicación y Prensa CELAM




Documento sin título