Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
11 de Julio, 2016
En Colombia no hay justificación para una guerrilla armada

Imprimir
Imprimir

"Poco a poco las FARC van entrando a la vida civil y se van reinsertando en la sociedad": cardenal Rubén Salazar Gómez.

Como una gran noticia para Colombia fueron recibidos por el cardenal Rubén Salazar Gómez, Arzobispo de Bogotá y presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano,  las noticias desde La Habana donde el jefe máximo de las FARC, “Timochenko” anunció la suspensión del reclutamiento de guerrilleros y el cobro de “Impuestos” en sus zonas de influencia.

EL alto jerarca manifestó su esperanza que estas acciones sean definitivas. “"si ellos (las FARC) verdaderamente se quieren desarmar y reinsertar en la sociedad no tendría sentido seguir reclutando, por el contrario tendrían que desmantelar sus estructuras militares", puntualizó.

Con relación al proceso de paz que se adelanta en La Habana explicó que “estamos viendo un proceso en que las FARC dejan de ser un grupo armado guerrillero para pasar a ser un movimiento cívico, fruto del proceso de negociación”.

En un mensaje a otros grupos armados que aún no se vinculan al proceso de paz, el cardenal Salazar Gómez aseguró que "hoy en día no hay ninguna justificación para una guerrilla armada y eso lo tiene que comprender el ELN".

Entre tanto, el arzobispo de Ibagué, capital del departamento del Tolima, monseñor Flavio Calle Zapata, destacó la fijación de plazos y la creación de una jurisdicción especial para la paz.

"Ojalá que esos pasos que se han dado en La Habana sean sólidos y que el tribunal y las salas de justicia que se han anunciado sean efectivas para garantizar la justicia, la reparación y la no repetición. Quiera Dios que pronto esos acuerdos se traduzcan en hechos de paz para alcanzar una sociedad más equitativa", indicó monseñor Calle Zapata.

Como se recordará el Papa Francisco pidió blindar el proceso de paz que se adelanta en Colombia para garantizar la no repetición del conflicto.

"Espero que los países que han trabajado para hacer la paz y que dan la garantía de que esto continúe, lo blinden para que nunca se pueda volver, ni dentro ni desde fuera, a un estado de guerra", precisó el sumo pontífice.

Por su parte los obispos colombianos reunidos en la CI Asamblea Plenaria del Episcopado Colombiano, ratificaron su compromiso para la construcción de la paz.

Entre las raíces de la violencia en el país señalaron el alejamiento de Dios, la crisis de la humanidad, la desintegración de la familia, la pérdida de valores y el relativismo ético, así como también los vacios en el sistema educativo, la ausencia del estado, la inequidad social y la corrupción.

 

Autor: Dpto. de comunicación y prensa CELAM
Fuentes: Conferencia del Epíscopal de Colombia
Foto: Conferencia del Epíscopal de Colombia




Documento sin título