Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
18 de Julio, 2016
Un andar por una senda clara

Imprimir
Imprimir

Plan Global 2015-2019

De la Página setenta a la página setenta y tres del documento del Plan Global Celam 2015-2019, se ha querido ofrecer con claridad, qué dirección, qué significado tiene el objetivo general. Trazando de esa manera la línea hacia donde se orienta el caminar, con qué pensamiento, con qué espíritu y con qué intención.

La explicación ofrecida por teólogos, eclesiólogos y redactores del Plan, resuelve posibles dudas que puedan surgir en el camino. Esta misma explicación que parte de las definiciones de los conceptos es una forma de clarificar la senda hacia donde andar.

El punto de partida es una iglesia en comunión, que persevere en el espíritu de comunión, pero siguiendo la dirección del Evangelio; por ello indica que siendo un plan global que surge del seno de las 22 conferencias episcopales del continente, “tiene la intención de animar, subsidiar y acompañar la acción evangelizadora de la Iglesia en América latina y el Caribe”.

Profundicemos el camino acercándonos a esta explicación que sobre el caminar de esta Iglesia ofrece el Plan Global.

Explicación del objetivo general

134. Promover en comunión con las Conferencias Episcopales de América Latina y El Caribe. El CELAM, con este Plan Global, tiene la intención de animar, subsidiar y acompañar la acción evangelizadora de la Iglesia en América Latina y El Caribe, siempre en comunión con las 22 Conferencias Episcopales que lo conforman.

135. Bajo la guía del Espíritu Santo. El Espíritu Santo es quien nos guía y nos concede la sabiduría necesaria para hacer el discernimiento apropiado, ver cuál es el designio divino sobre América Latina y El Caribe e identificar los desafíos y líneas de acción pastoral. De igual manera, nos da la fortaleza para hacer la voluntad de Dios, expresada en los diversos programas del Plan Global.

136. Una Iglesia misionera en salida. El Papa Francisco nos explica esta expresión en la siguiente forma: Si la Iglesia nació católica, quiere decir que nació ´en salida´, que nació misionera. Si los apóstoles se hubieran quedado ahí en el cenáculo, sin salir a predicar el Evangelio, la Iglesia sería solamente la Iglesia de aquel pueblo, de aquella ciudad, de aquel cenáculo. Pero todos salieron por el mundo desde el momento del nacimiento de la Iglesia; desde el momento que vino el Espíritu Santo. Y por esto la Iglesia nació ´en salida´, es decir, misionera.

137. “Pobre para los pobres”. En el objetivo general del Plan Global retomamos esta expresión del Papa Francisco para reafirmar nuestra opción por una Iglesia pobre, sencilla y austera, con una gran capacidad para compartir los dones que el Señor le ha regalado; y por una Iglesia que, hizo una opción por los pobres entendida, como lo decía San Juan Pablo II, como una “forma especial de primacía en el ejercicio de la caridad cristiana, de la cual da testimonio toda la tradición de la Iglesia”. Los pobres son interlocutores pastorales y no sólo destinatarios de la acción pastoral; ellos son lugar teológico donde se revela Dios.

138. Mediante su conversión pastoral. El cómo de este objetivo general implica un proceso de conversión pastoral, con varios pasos:

a) tener en cuenta el contexto histórico donde se desarrolla la vida de los creyentes120;

 b) someterlo todo al servicio de la instauración del Reino de vida;

c) tener como modelo paradigmático de esta renovación comunitaria a las primitivas comunidades cristianas (cf. Hch 2, 42-47; 4, 32 ss), que supieron buscar nuevas formas para evangelizar de acuerdo con las culturas y las circunstancias;

d) promover como camino pedagógico una espiritualidad de comunión y participación en todos los escenarios de formación y de vida de los cristianos123;

e) impregnar todas las estructuras eclesiales y todos los planes pastorales de una firme espiritualidad misionera, lo cual implica pasar de una pastoral de mera conservación a una pastoral decididamente misionera; Juan Pablo II, Carta encíclica Sollicitudo rei socialis - SRS (30 diciembre 1987), 42: AAS 80 (1988), 572. 120 Cf. DA 367. 121 Cf. DA 366. 122 Cf. DA 369. 123 Cf. DA 368. 124 Cf. DA 365. 125 Cf. DA 370.

De esa manera facilitar una mayor proximidad entre las personas, las familias y los grupos, lo cual hace aconsejable la organización de equipos de apoyo, grupos de reflexión, pequeñas comunidades y equipos de animación;

g) diseñar un proyecto pastoral orgánico, como una respuesta consciente y eficaz para atender las exigencias del mundo de hoy, buscando la participación de todos en el discernimiento, la toma de decisiones, la planificación y la ejecución;

h) finalmente, juega un papel muy importante la promoción de un nuevo modelo de parroquias y diócesis.

139. En diálogo con el mundo.

a) Diálogo al interior de la Iglesia, en un ambiente familiar, impregnado de amor y de fe, valorando el rico patrimonio doctrinal y espiritual que hemos recibido;

 b) acercamiento al mundo en su globalidad, creyentes y no creyentes, cristianos de diversas denominaciones, interlocutores del ámbito de la ciencia y de la cultura, para hablar con ellos y comprender su cosmovisión;

 c) empleo del arte de la comunicación espiritual que lleva inherente la claridad, la afabilidad, la confianza y prudencia pedagógica;

d) inserción del mensaje cristiano en las corrientes de pensamiento, de palabra, de cultura, de costumbres, de tendencias de la humanidad Para anunciar con alegría a Jesucristo, vida plena para todos los pueblos. El fin último de este empeño evangelizador es anunciar con alegría a Jesucristo Resucitado hoy en la Iglesia, quien nos llama a la conversión, nos hace participar del triunfo de la Resurrección, es factor imprescindible del proceso de formación de discípulos y misioneros, de tal manera que este anuncio “llegue a las personas, modele las comunidades e incida profundamente mediante el testimonio de los valores evangélicos en la sociedad y en la cultura”.




Documento sin título