Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
18 de Julio, 2016
Conferencia Episcopal Venezolana pide al Gobierno reconocer la gravedad de la situación del país

Imprimir
Imprimir

“La locura del poder y la permanencia en el poder no justifican cualquier acción ni cualquier política”: Mons. Diego Padrón.

La dura realidad que sufren la mayoría de los venezolanos, la incapacidad del Gobierno por solucionar los problemas urgentes que vive el país, la ingobernabilidad y la brutal represión, fueron algunos de los elementos señalados por Mons. Diego Padrón, Arzobispo de Cumaná, durante la apertura de la Centésima Sexta Asamblea Ordinaria Plenaria de la Conferencia Episcopal Venezolana.

“No me detendré a describir la situación del país, porque hoy constituyen una rara excepción los venezolanos que no sufren una dura realidad. A más de que el sistema que nos gobierna ya está agotado, los actuales gobernantes manifiestan incapacidad para solucionar los urgentes problemas del país”, señaló en su discurso.

En las palabras del presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana se hace un recorrido por la actual situación del país de la cual asegura “se observa claramente que los intereses del gobierno no son los intereses del país, de sus gentes y sus instituciones”.

Para Monseñor Padrón “un gobierno que no ha podido derrotar <la guerra económica> y dar alimentos y medicinas al pueblo, aún más, negado a permitir que instituciones religiosas o sociales presten su concurso para aliviar las penurias y dolencias del pueblo, carece de autoridad moral para llamar al diálogo y a la paz”.

El alto prelado hace una advertencia sobre el camino para brindar seguridad de los venezolanos al indicar que “Un gobierno que durante diecisiete años y no ha podido, a pesar de todos sus recursos, controlar y dominar la delincuencia no está en condiciones de asegurar tranquilidad y paz a los ciudadanos. La sola represión, como la Operación de Liberación del Pueblo (OLP) no es el camino que nos conducirá a la paz”.

En su intervención ante los participantes en la Asamblea precisó que “estamos los venezolanos ante una disyuntiva moral, pues no podemos admitir ni permitir que la vida humana ceda el puesto a la divinización de la ideología. Cuando se da una situación así, hay que recurrir al poder originario que está en el pueblo. Consultarlo y acatar su decisión es un imperativo moral que no puede ser soslayado por ninguna autoridad. El Referéndum Revocatorio comenzó prácticamente el 6 de Diciembre”.

“Los Obispos no somos ni oficialistas ni opositores per se. En nombre del mandato divino de pastorear a todos, a los unos ya los otros, hacemos un llamado para evitar que se siga deteriorando la vida del venezolano y caigamos en una espiral de odio y muerte, cuando existen mecanismos pacíficos y constitucionales que ofrecen una salida legítima a la crisis”, puntualizó.

- Texto completo de las palabras de CEV  en la apertura de la CVI Asamblea Ordinaria Plenaria

 

Autor: Dpto. de comunicación y prensa CELAM
Fuente: Conferencia Episcopal de Nicaragua
Fotografía: Conferencia Episcopal Venezolana




Documento sin título