Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
18 de Julio, 2016
Vida consagrada peruana: “por una sociedad sin Trata de personas”

Imprimir
Imprimir

Declaración del IV Encuentro Nacional de la Red Kawsay

En Perú, un representativo grupo de 52 religiosas, religiosos y sacerdotes provenientes de varias regiones del país (Tacna, Puno, Cusco, Chimbote, Trujillo, Chiclayo, Piura, Chulucanas, Tarapoto, Yurimaguas, Pucallpa, Iquitos y Lima), se dieron cita a mediados de junio (del 16 al 18), en el marco del IV Encuentro Nacional de la Red Kawsay, contra la explotación y el tráfico de personas, que tuvo lugar en Lima.

Reafirmando su compromiso, “por una sociedad sin Trata de personas”, la Vida Consagrada peruana manifestó su deseo de acercarse “con compasión crítica y transformadora a una expresión de violencia que, por su persistencia y ramificación, debe ser abordada como crimen de lesa humanidad, porque es un fenómeno social corrosivo en la construcción de una sociedad de derechos”. 

Así lo dieron a conocer los participantes, en la Declaración Final del Encuentro, especificando que “si bien durante los últimos años el tema es visibilizado en los medios, aún no percibimos el crecimiento de indignación frente a éste”. Antes bien, por el contrario, los religiosos y las religiosas denunciaron que “la tolerancia ante la trata de personas y la corrupción viene garantizando a esta actividad criminal una ‘sostenibilidad económica’ tal, que Perú se ha convertido en el tercer país con mayor víctimas en América Latina”. De ahí que, “el siguiente gobierno está en la obligación de presupuestar más recursos para este fin”, afirmaron los participantes del Encuentro.

En efecto, las reflexiones, experiencias y análisis compartidos por los integrantes de la red Kawsay, permitieron constatar que “existe una creciente brecha entre la generación de conocimiento en torno a la trata de personas en nuestro país y la inacción ante el crimen, sobre todo en los gobiernos regionales y locales”. Así, aunque hoy se tiene conocimiento sobre las llamadas “rutas de la trata” y la consolidación de las formas de “producción” de nuevas víctimas, desafortunadamente “los llamados para salirle al paso con políticas públicas de prevención y reintegración, frecuentemente carecen de decisión de actuar”, lamentaron los participantes del Encuentro. 

“Con todo, como Iglesia reafirmamos nuestra convicción de escuchar a Dios donde la vida clama y poner los recursos de la Vida Consagrada a disposición de quienes confían en nosotras y nosotros como compañeras y compañeros de su camino hacia la tierra de la Liberación”, concluye la Declaración, invitando a las religiosas y los religiosos del país a hacer parte de esta “cruzada” en defensa de la vida: “¡Hermanas y hermanos urge comprometernos en denunciar toda injusticia y atropello que sufren las personas sometidas a ser tratadas como objeto!”. 

- Acceda a la declaración completa en el siguiente link

 

Autor: Dpto. de comunicación y prensa CELAM
Fuente y foto: Conferencia de Religiosos/as de Perú – Red Kawsay

       




Documento sin título