Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
02 de Agosto, 2016
Presentan en Paraguay el Trienio de la Juventud con mensaje a los jóvenes para combatir la pobreza y la corrupción

Imprimir
Imprimir

“Y esta vez sentimos que los principales destinatarios de este mandato divino son todos los jóvenes de este querido país”

Con un llamado a los jóvenes paraguayos, “que quieren ser protagonistas del cambio”  fue presentado el Trienio de la Juventud.

Y fue precisamente en la misa de aniversario de la visita del Papa Francisco en la basílica de Caacupé, donde Monseñor Ricardo Valenzuela, obispo responsable de la Pastoral Social de Juventud, pronunció estas palabras de esperanza en la juventud.

Durante el discurso ante el Cardenal Beniamino Stella se recordaron las palabras del Papa Francisco que señalaban que “los cristianos, y en modo especial los jóvenes, quieren ser protagonistas del cambio. No queremos balconear la vida, no nos queremos quedar a mirar desde afuera los problemas humanos y sociales, no nos queremos quedar en la cola de la historia, ya que también podemos ser protagonistas de ella”.

Monseñor Valenzuela explicó a los asistentes que esta opción los llevará contra corriente “porque son muchos los males que históricamente ha sufrido esta hermosa tierra paraguaya. Necesariamente tendremos que ir contra la corriente porque muchos valores del reino de Dios se contraponen a los antivalores presentes en esta sociedad: los males de la corrupción como gangrena de la sociedad, la pobreza que amplía el anillo de miseria de las grandes ciudades y multiplica los descartados de la sociedad, los indígenas y campesinos que aún sufren el atropello y la falta del cumplimiento de sus derechos”.

El llamado se extendió a todos los paraguayos: Hombres y mujeres; indígenas, campesinos y citadinos, sin distinción ni exclusión. “A todos ellos, a cada uno de los ciudadanos paraguayos, la Iglesia quiere seguir ofreciendo una propuesta diferente de vivir la vida, quiere ser signo de salvación, luz y sal que ilumina y da sabor a la existencia. Una vida que pone al centro de su interés a Dios, la familia, los desamparados, los pobres y a los que sufren hambre y sed de justicia”

 - Texto completo del Anuncio del Trienio de la juventud 

 

Autor: Dpto. de comunicación y prensa CELAM
Fuente: Conferencia Episcopal Paraguaya
Foto: Conferencia Episcopal Paraguaya




Documento sin título