Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
18 de Agosto, 2016
La vía del perdón puede renovar verdaderamente a la Iglesia y el Mundo: Papa Francisco

Imprimir
Imprimir

“Pedimos a san Francisco que interceda por nosotros, para que jamás renunciemos a ser signos humildes de perdón e instrumentos de misericordia”.

En el marco del VIII Centenario del Perdón de Asís que coincide con el Años Santo de la Misericordia, el Papa Francisco realizó una visita a la Basílica de Santa María de los Ángeles, en Asís, Italia.

Y precisamente en la Porciúncula en julio de 1216 san Francisco de Asís pidió al Papa Honorio III que “todo el que, arrepentido y confeso, entrara en la iglesia de la Porciúncula, ganara gratuitamente una indulgencia plenaria”.

Mediante la meditación del Papa Francisco en ese mismo lugar recordó las palabras, que según la antigua tradición, san Francisco pronunció ante el pueblo y los obispos: “Quiero enviaros a todos al paraíso”

A través del texto el Sumo Pontífice destacó el mensaje: “¿Qué cosa más hermosa podía pedir el Poverello de Asís, si no el don de la salvación, de la vida eterna con Dios y de la alegría sin fin, que Jesús obtuvo para nosotros con su muerte y resurrección?

“Quizás san Francisco, cuando pedía al Papa Honorio III la gracia de la indulgencia para quienes venían a la Porciúncula, pensaba en estas palabras de Jesús a sus discípulos: «En la casa de mi Padre hay muchas estancias; si no fuera así, ¿os habría dicho que voy a prepararos sitio? Cuando vaya y os prepare sitio, volveré y os llevaré conmigo, para que donde estoy yo, estéis también vosotros» (Jn 14,2-3).”, explicó el Papa Francisco.

Para el Papa la vía maestra es ciertamente la del perdón, que se debe recorrer para llegar al paraíso. ¿Por qué debemos perdonar a una persona que nos ha hecho mal? Porque nosotros somos los primeros que hemos sido perdonados, e infinitamente más. La parábola nos dice justamente esto: como Dios nos perdona, así también nosotros debemos perdonar a quien nos hace mal.”

Y las consideraciones del Papa van más allá cuando busca la raíz del problema. “El problema, desgraciadamente, surge cuando nosotros nos ponemos a confrontarnos con nuestro hermano que nos ha hecho una pequeña injusticia. La reacción que hemos escuchado en la parábola es muy expresiva: «Págame lo que me debes» (Mt 18,28). En esta escena encontramos todo el drama de nuestras relaciones humanas. Cuando estamos nosotros en deuda con los demás, pretendemos la misericordia; en cambio cuando estamos en crédito, invocamos la justicia”.

Para el Papa Francisco el camino debe ser en este sentido: “El mundo necesita el perdón; demasiadas personas viven encerradas en el rencor e incuban el odio, porque, incapaces de perdonar, arruinan su propia vida y la de los demás, en lugar de encontrar la alegría de la serenidad y de la paz”.

- Texto completo de la meditación del Papa Francisco en Asís

 

Autor: Dpto. de comunicación y prensa CELAM
Fuente:  Rome Reports
Imagen: Rome Reports




Documento sin título