Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
06 de Marzo, 2017
El Barco de la muerte

Imprimir
Imprimir

Firmeza ante la defensa de la vida y la dignidad

La sociedad civil y la diócesis de Escuintla, Guatemala, por medio de la pastoral familiar se alertaron ante  el arribo de un barco holandés a  aguas guatemaltecas para realizar prácticas médicas en contra de la vida humana hizo que la Conferencia Episcopal de Guatemala se pronunciara en defensa de los derechos humanos.

La costa sureña de Guatemala fue invadida por una organización que lleva por nombre ‘Women on waves’ (Mujeres sobre las olas), que de acuerdo a información recibidas en la guardia costera, hicieron creer que era una visita turística. Al conocerse de las reales intenciones de la ONG, inmediatamente la nave recibió el nombre de ‘el barco abortista’ o “el barco de la muerte” ya que su objetivo era practicar sin costo el aborto a mujeres mayoritariamente pobres del país. El Barco provenía de Holanda.

La población alertó a la Iglesia quien a través de la diócesis de Escuintla hizo un pronunciamiento el 23 de Febrero con el título: “tú me formaste en el seno materno”, el cual puede ser leído en http://www.iglesiacatolica.org.gt/CEG-20170223.pdf

El pronunciamiento fue publicado a nombre de la pastoral familiar en forma de denuncia y con tono de máxima alerta, que produjo un recalentamiento del ambiente, lo cual sucede fácilmente en sociedades violentadas y con una historia de represión y dictaduras militares como la que sufrió por largos años la sociedad guatemalteca. La situación de alerta indicaba ciertamente la gravedad del caso.

Un segundo comunicado se hizo público ese mismo 23 de febrero, esta vez firmado por el Obispo de Escuintla Monseñor Víctor Hugo Palma, con el título de “comunicado urgente de la diócesis de Escuintla”. Este nuevo pronunciamiento con un tono más sereno, ahonda en la situación mostrando la gravedad del caso y haciendo ver que los abortistas: “tenemos entendido, que se quedan con el niño abortado, quien sabe con qué finalidades sin duda no humanitarias”. Este nuevo comunicado puede leerse acá.

El comunicado también afirma que “que estas acciones (producir abortos) vienen a empobrecer más a una Guatemala castigada por la pobreza, la inseguridad, los peligros de la migración derivadas de ella y ahora de quienes disfrazan el asesinato como “derecho femenino”. _sentenciando: “ay de los que llaman al mal bien y al bien mal, que tienen las tinieblas por luz y la luz por tinieblas, que tienen lo amargo por dulce y lo dulce por amargo”. (Is 5,20)

Otro comunicado se dio a conocer el 24 de febrero, esta vez a cargo del Presidente de la Conferencia Episcopal de Guatemala, Monseñor Gonzalo de Villa. Ante las alertas de la ciudadanía, y ante la ilegalidad del procedimiento a realizar por parte de la tripulación del barco, las autoridades se vieron obligadas a expulsarlos del país, aplicando los protocolos de las leyes guatemaltecas.

El caso puso sobre el tapete de la mesa para la discusión pública el drama y sufrimiento silencioso tanto de las criaturas que son trituradas para que no nazcan extrayéndolos violentamente del vientre materno como el sufrimiento de la madre, que termina siendo víctima de una realidad más compleja. Todo esto requiere de atención como la que impulsa la pastoral para este campo, el Departamento de familia vida y juventud del CELAM que orienta sobre líneas de atención a seguir ante dramas tan terribles.

Son tantas y tan diversas las causas que pueden llevar a los progenitores a provocar el aborto, por lo que gobiernos, sociedades e Iglesia deben desarrollar medidas de prevención y atención digna, a quienes están propensos y sumergidos en estos dramas. La violencia contra la persona humana se da tristemente en nuestros países latinoamericanos y del resto del mundo. En todas las edades la vida es acechada por la violencia y la muerte. El Papa Francisco repetidamente ha dicho que “somos guardianes unos de otros”.

A continuación el Comunicado dado a conocer por la Conferencia Episcopal de Guatemala.

COMUNICADO DE PRENSA

Conferencia Episcopal de Guatemala

La Conferencia Episcopal de Guatemala ante los acontecimientos sucedidos el día 23 de febrero del 2017, manifestamos nuestra profunda preocupación por la llegada de una embarcación de la organización holandesa “Women on Waves” que pretende practicar abortos gratuitos a mujeres guatemaltecas, atentando así contra el derecho humano a la vida, la salud de las mujeres y la soberanía del Estado de Guatemala.

Manifestamos nuestro compromiso con la defensa de la vida desde la concepción como lo consagra nuestra Constitución Política de la República de Guatemala en su artículo tercero. Así mismo queremos expresar nuestro apoyo a las acciones tomadas por el Presidente de la República, Jimmy Morales, el Ministerio de Relaciones Exteriores y a las diferentes instancias del gobierno que han protegido y resguardado la legislación de nuestro país. 

Como Iglesia Católica promovemos y defendemos la dignidad de todo ser humano y es por eso que hacemos un llamado a toda la población guatemalteca para que permanezcan alertas ante cualquier acción de organizaciones que pretendan atentar contra el derecho fundamental a la vida humana de los guatemaltecos.

Guatemala, 24 de febrero del 2017.

 

+ Gonzalo de Villa y Vásquez
Obispo de Sololá – Chimaltenango
Presidente
Conferencia Episcopal de Guatemala




Documento sin título