Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
18 de Diciembre, 2013
CONFERENCIA EPISCOPAL DE HAITÍ

Mensaje de Navidad

Imprimir
Imprimir

Como la de José, María y Jesús, las familias haitianas siguen huyendo.

La Conferencia Episcopal de Haití, denuncia la “lucha fratricida por el poder” e invita a celebrar la Navidad como un encuentro fraterno. “El drama socio-político de muchos países, incluyendo el nuestro, es similar en muchos aspectos al de la tierra de Jesús”, se sostiene en el mensaje que se desgrana en 17 puntos, poniendo de relieve contextos de opresión y angustia social. 

En el mensaje navideño, que tiene amplio lugar para la ternura ante el pesebre, al mismo tiempo se describe sin ambages la realidad haitiana: “Hoy en día, seguimos generando nosotros situaciones de desconfianza y exclusión que paralizan nuestro presente, nuestro futuro y que amenaza alienar nuestras relaciones con Dios, con nosotros mismos, con nuestro prójimo y con nuestro entorno:

 - Las intestinas e interminables luchas por el poder;

- La falta de respeto a los demás, las normas y las leyes;

- La crítica negativa y destructiva;

- La decadencia moral y la decadencia de la moral;

- La mala gestión y la corrupción administrativa;

- La polarización política, a causa de bloqueo;

- El aumento de la intolerancia, desprecio por los demás;

- La brecha abierta cada vez más entre los que tienen y los que no tienen”.

El mensaje continúa mencionando que “el Niño fue víctima de amenazas y exclusión. María y José huyeron con él a Egipto. Como él, muchas familias haitianas siguen huyendo afrontando el mar, arriesgando sus vidas cruzando la frontera, sufriendo humillación, rechazo, exclusión y la negación de sus derechos fundamentales. En sus viajes al extranjero en busca de una vida mejor se encuentran con el abuso, la degradación, la xenofobia e incluso la muerte”.

Por último, la Conferencia Episcopal de Haití invita a la esperanza: “La celebración del Emmanuel, que da a las familias la oportunidad de encontrarse, tanto para nosotros los haitianos, hombres y mujeres, hijos e hijas de la misma tierra, la posibilidad de un encuentro fraterno para salir de nuestras noches de miedo, de desconfianza, de exclusión, de confrontación”.

VIRGINIA BONARD

con informaciones de ZENIT, Agencia FIDES Y Conferencia Episcopal de Haití




Documento sin título