Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
15 de Enero, 2014
CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA

Diálogo y pluralismo político

Imprimir
Imprimir

Con ocasión de la 101ª Asamblea Ordinaria de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), el 10 de enero los obispos y los arzobispos venezolanos suscribieron una exhortación pastoral, bajo el título de Diálogo y pluralismo político, en la cual realizan "un discernimiento a la luz del Evangelio sobre los desafíos y oportunidades del país", y apelan a la conciencia de los venezolanos frente a la responsabilidad de construir el bien común:

"Nos mueve a compartir estas reflexiones nuestro amor al pueblo venezolano, del que formamos parte y con quien somos solidarios, y el deseo de contribuir a la solución de las innumerables dificultades que le toca vivir".

Con el telón de fondo de las elecciones del 14 de abril y del 8 de diciembre de 2013, en las que se evidenciaron "la existencia de dos grandes sectores políticos, con igualdad de derechos y legítimas aspiraciones", los obispos reiteran que la necesidad encontrar los caminos para el re-encuentro de los venezolanos, a través del diálogo y de la reconciliación nacional. "La inmensa mayoría de nuestro pueblo anhela vivir en una sociedad en la que impere una convivencia fraterna basada en el respeto y aprecio mutuos, el efectivo reconocimiento del pluralismo político-ideológico, cultural y religioso y la correspondiente tolerancia hacia los demás, superando así el clima de tensión y confrontación permanentes que reduce las posibilidades de enfrentar adecuadamente los grandes desafíos de la nación. En esto –afirmaron los obispos– nos jugamos el futuro de Venezuela".

Recordando el llamado que el papa Francisco ha hecho a la fraternidad, en su Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz, el episcopado ha valorado el paso dado por el presidente Nicolás Maduro para dialogar con los gobernadores y los alcaldes que no apoyan su proyecto político. Asimismo, la CEV insiste en soluciones de fondo: "para que este diálogo sea eficaz, debe estar acompañado de una actitud permanente de búsqueda de soluciones de los problemas reales que aquejan a la gente, respetando los derechos constitucionales de los Estados y Municipios. Para esto es preciso que todos los sectores del país rechacen la exclusión y segregación política, y sanen en su corazón la desconfianza, el resentimiento".

Más concretamente, los obispos venezolanos señalan tres grandes problemas de carácter nacional: (1) la inseguridad y la salud; (2) la vivienda y la economía; (3) y la información y la educación (ver recuadro abajo).

Por otra parte, frente al "Plan de la Patria" recientemente aprobado por la Asamblea Nacional, los obispos expresan su preocupación ante el uso ambiguo de la palabra "socialismo" que "abarca temas y corrientes muy diferentes y no sólo hace referencia a laudables misiones o iniciativas de tipo social y económico, favorables a los más necesitados". Referido al lenguaje político y al sistema socio-político y económico de gobierno que supone, advierten que "este sistema ha fracasado en todos los países donde se ha aplicado".

Por las implicaciones que representa la continuidad del socialismo bolivariano del siglo XXI, tal como se contempla en el segundo objetivo histórico del Plan, el episcopado hace un llamado al Gobierno "para que desista de su propósito de crear instancias que asumen funciones de las autoridades legítimamente elegidas (gobiernos paralelos) y de implantar instituciones, tales como las Comunas, que tampoco están contempladas en la Carta Magna". Evidentemente, los obispos manifiestan su preocupación frente a "todo lo que vaya contra la libertad, la justicia, los derechos humanos, sociales, civiles y políticos de los venezolanos".

De igual forma, desde un punto de vista propositivo, los pastores de la Iglesia venezolana invitan a los católicos y a todos los ciudadanos a trabajar por el diálogo y el encuentro, ofreciendo soluciones a los problemas que atraviesa el país. En este sentido, reafirman su compromiso con el diálogo y la reconciliación, a través de las diócesis, las parroquias y otras instancias eclesiales: "La Iglesia católica tiene experiencia en crear ámbitos de encuentro. Invitamos a todas las parroquias, comunidades cristianas, escuelas católicas, comunidades de vida consagrada, movimientos y agrupaciones de apostolado laical a promoverlos y sostenerlos. Estos espacios propiciarán la reconciliación y el perdón de las personas y sectores enfrentados".

Algunos problemas nacionales

Inseguridad y salud

Aunque se han desarrollado importantes iniciativas con la Misión por la "Paz y por la Vida" y el Plan "Patria Segura" la situación de inseguridad sigue siendo muy grave. Los asesinatos de ciudadanos, de todas las edades y condiciones sociales e, incluso, de muchos funcionarios de seguridad del Estado, siguen enlutando los hogares venezolanos. Invitamos a desarrollar políticas integrales de seguridad a través de programas de promoción, prevención, administración de justicia y la generación de un clima de respeto, trabajo, paz y tranquilidad.

La atención sanitaria, no obstante algunos esfuerzos por parte de los organismos competentes, continúa siendo precaria. Muchos hospitales públicos y clínicas privadas no pueden cumplir integralmente su misión por falta de los equipos y materiales para atender a los enfermos.

Vivienda y economía

A raíz de las inundaciones que sufrió Venezuela en el año 2010, el Gobierno Nacional lanzó un ambicioso programa de construcción de viviendas que ha tenido buenos resultados. Sin embargo, hemos de notar que hay todavía muchísimas familias que siguen en refugios. Hacemos votos porque se prosiga la Gran Misión Vivienda, sin las deficiencias de la primera etapa.

Especialistas en materia económica consideran que la situación de nuestro país en el presente año será muy difícil, a causa, entre otros factores, de la disminución de las reservas internacionales, la inmensa deuda interna y externa, la creciente inflación y la grave insuficiencia de la producción nacional. La merma del poder adquisitivo del salario - aun con los recientes aumentos - y las dificultades para la consecución de productos de primera necesidad causan angustia a la gente. Algunas personas por intereses egoístas y con grave perjuicio para los consumidores, aprovechan esta situación para la especulación, la usura y el contrabando, lo que rechazamos contundentemente.

Información y educación

Las políticas del gobierno tendientes a implantar la hegemonía en materia comunicacional, y las limitaciones y censuras impuestas discrecionalmente a los Medios van en contra de la libertad de expresión e información, garantizada por la Constitución

Vemos con preocupación que, al margen de los problemas concretos en el campo de la educación, el Gobierno nacional quiera imponer a través de un nuevo currículo escolar a nivel de educación primaria y secundaria, un modelo único de educación, ideologizado y politizado, así como un texto único. Esta pretensión crea un nuevo elemento de confrontación entre los venezolanos y coarta la libertad educativa de las familias.

ÓSCAR ELIZALDE PRADA 




Documento sin título