Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
15 de Enero, 2014
CONFERENCIA EPISCOPAL PANAMEÑA

Elecciones y compromiso ciudadano, tema del comunicado de la CEP con ocasión de su 199ª Asamblea Plenaria Ordinaria

Imprimir
Imprimir

El pasado 9 de enero, al concluir su 199ª Asamblea Plenaria Ordinaria, la Conferencia Episcopal Panameña (CEP) presentó un mensaje con el fin de "orientar las conciencias ante las tareas de responsabilidad cristiana y ciudadana" que el pueblo panameño afrontará en los próximos meses.

Animados por el testimonio del papa Francisco, a quien los obispos agradecieron por la reciente Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium y por el Mensaje para la Jornada Mundial por la Paz, como Iglesia misionera la CEP destacó que "no seremos constructores de paz si no somos también constructores de una humanidad más justa y fraterna".

Desde esta perspectiva, el comunicado del episcopado panameño ofrece algunas orientaciones pastorales en torno a la evangelización de la política, la vocación política y el compromiso ciudadano, y, de manera particular, las elecciones de mayo de 2014.

Si bien es cierto que "la Iglesia no busca ninguna influencia política", como se advierte en el mensaje, los obispos aclaran que "pretende simplemente, tal como lo expresó el papa Benedicto XVI, presentar la verdad con toda su fuerza moral y su experiencia de humanidad". De ahí su tarea de "formar conciencias, defender la justicia y la verdad, educar en la dignidad individual y colectiva, construir el Panamá que todos queremos y consolidar una democracia más participativa e inclusiva".

En este sentido, la CEP aboga por el ejercicio noble y honesto de la vocación política, como medio para "transformar positivamente la vida de la gente, y lograr un auténtico desarrollo humano y sostenible, incluyendo a todos los sectores de la sociedad".

Recordando el documento de Aparecida, en el cual los obispos latinoamericanos se comprometieron a "apoyar la participación de la sociedad civil para la reorientación y consiguiente rehabilitación ética de la política" (DA 406), los obispos panameños exhortan a los católicos, a las personas de buena voluntad, y especialmente a los jóvenes, a participar en el próximo proceso electoral, para que "guiados por el Evangelio y por los criterios éticos, elijan candidatos de probada honestidad, veracidad y responsabilidad, que hayan dado testimonio de servicio a la comunidad y al país, promoviendo el bien común y defendiendo los derechos humanos en todas las etapas de la vida, con justicia y equidad".

En el comunicado se plantean algunos rasgos que no pueden ser ajenos a los candidatos: "que se preocupen por los más débiles y necesitados, que protejan la naturaleza, que promuevan la participación de todos los ciudadanos, que respeten la independencia de los poderes del Estado, la libertad de expresión y los acuerdos concertados con grupos organizados y de la sociedad civil, que trabajen para todos y no sólo para su partido político (...), que defiendan los justos intereses de Panamá, conscientes de que a ellos les corresponde gestionar el país que es patrimonio de todos los panameños".

Un voto informado y consciente, así como el ejercicio de una sana vigilancia ciudadana, contribuyen a posicionar la ética como garantía del bien común y del buen uso del poder que deberá traducirse en políticas públicas que favorezcan un desarrollo humano integral. De ahí que en su mensaje, y ante la proximidad de las elecciones del 4 de mayo, los obispos panameños soliciten:

- Priorización de medidas que garanticen y aceleren la inclusión de todos los ciudadanos.

- Avances hacia un más justo reparto de la riqueza.

- Madurez en la capacidad de diálogo y en la habilidad de gestar consensos orientados hacia un proyecto común de nación.

- Transparencia y tranquilidad del proceso electoral frente a "las frecuentes descalificaciones, campañas sucias y acusaciones de corrupción entre los contendores".

- Participación de los candidatos en debates, puesto que "una sana democracia se fortalece con el debate público, respetuoso y claro, y enriquece a los electores con un conocimiento más informado de su discernimiento previo al ejercicio del voto".

- Garantías de las autoridades para que los ciudadanos puedan elegir a sus nuevos gobernantes "alejados de prácticas demagógicas y presiones indebidas, como el clientelismo y la compra de votos, así como el uso ilícito de los bienes y fondos del Estado".

- Cumplimiento de los compromisos de Pacto Ético Electoral 2014, por parte de los partidos políticos.

Al final del comunicado, la CEP no dejó de manifestar su profunda preocupación ante la epidemia de dengue que ya ha cobrado varias vidas en el país; ni ante la compleja situación que atraviesa la ampliación del Canal, frente a la cual deben prevalecer los intereses de la nación panameña.

ÓSCAR ELIZALDE PRADA 




Documento sin título