Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
16 de Enero, 2014
BRASIL

Comunidades Eclesiales de Base

Imprimir
Imprimir

La 13ª Intereclesial de las CEB recibió un mensaje del papa Francisco.

Desde hace muchos años la Intereclesial de las Comunidades Eclesiales de Base (CEB), que este año se celebró por 13ª vez en la ciudad de Juazeiro do Norte, del 7 al 11 de enero, se constituye en un espacio de encuentro para revitalizar el camino transitado por las CEB desde la década de los 70 a lo largo y ancho de todo el territorio brasilero.

En esta oportunidad, al tenor de la metodología Ver – Juzgar – Actuar, propia de la Iglesia latinoamericana, sus participantes reflexionaron y compartieron testimonios de vida, a través de talleres, plenarias y celebraciones, entre otros, que apuntaron al desarrollo del tema propuesto: “Justicia y profecía al servicio de la vida”.

Estas actividades, que favorecen la cohesión entre las CEB, reafirman también su importancia en la evangelización de la Iglesia y en la promoción de una eclesiología fundamentada en el protagonismo del pueblo de Dios al interior de la misma.

Así lo confirmó el papa Francisco en su mensaje a los participantes, al recordar que “el lema de este encuentro: ‘CEB, peregrinas del Reino, en el campo y en la ciudad’ debe sonar como una llamada para que estas asuman cada vez más su importantísimo papel en la misión evangelizadora de la Iglesia”. 

Evocando el documento de Aparecida, el Papa insistió en que las CEB son un instrumento que permite al pueblo “acceder a un conocimiento mayor de la Palabra de Dios, al compromiso social en nombre del Evangelio, al surgimiento de nuevos servicios laicales y a la educación de la fe de los adultos” (DA 178).

Más recientemente, en su Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, Francisco ha afirmado que las CEB “traen un nuevo fervor evangelizador y una capacidad de diálogo con el mundo que renuevan la Iglesia. Por eso –agrega el Papa– es necesario “que no pierdan el contacto con esta realidad tan rica de la parroquia del lugar, y que se integren gustosamente en la pastoral orgánica de la Iglesia particular” (EG, 29). Estas mismas palabras hacen parte de su mensaje a los participantes de la 13ª Intereclesial, insistiendo también en que “la evangelización es un deber de toda la Iglesia, de todo el pueblo de Dios: todos debemos ser peregrinos en el campo y en la ciudad, llevando la alegría del Evangelio a cada hombre y a cada mujer”.

El texto del Papa fue recibido e interiorizado con mucha esperanza. Dos de los asesores de las CEB, el padre Jose Marins y la Hna. Teonilde Maria Trevisan, destacaron que “en primer lugar, y fundamentalmente, es un texto misionero elaborado en la perspectiva de la misión evangelizadora de la Iglesia. Dice, de distintos modos, que las CEB no hacen un trabajo misionero, entre otros. Ella es una comunidad misionera y una misión comunitaria”.

Esta mirada, compartida por muchos, también está presente en las palabras que don Pedro Casaldáliga dirigió a los participantes: “Salimos de la Intereclesial re-encendiendo la caminada, porque creemos que todo es gracia, que todo es Pascua. Y a quien dice que ya pasó la hora de las CEB le mando un abrazo del tamaño de nuestra utopía, que es la utopía de Jesús, el Reino como don y como conquista. Amén. Axê, Auere, Aleluya. Iglesia misionera y martirial”.

ÓSCAR ELIZALDE PRADA




Documento sin título