Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
29 de Enero, 2014
MENSAJE DEL PAPA FRANCISCO AL 13º INTERECLESIAL DE LAS CEB

"La evangelización es un deber de toda la Iglesia, de todo el pueblo de Dios"

Imprimir
Imprimir

La Intereclesial de las Comunidades Eclesiales de Base (CEB), que este año se celebró su 13ª encuentro en Juazeiro do Norte (Ceará - Brasil), del 7 al 11 de enero, recibió un emotivo mensaje del papa Francisco. Se trata del primer mensaje que un papa envía a un encuentro de esta naturaleza, que congrega a los cristianos de base.

Queridos hermanos y hermanas,

Con mucha alegría dirijo este mensaje a todos los participantes del 13º Encuentro Intereclesial de las Comunidades Eclesiales de Base, que tiene lugar entre los días 7 y 11 de enero de 2014, en la ciudad de Juazeiro do Norte, en Ceará, sobre el tema "Justicia y Profecía al Servicio de la Vida".

Primeramente, quiero asegurarles mis oraciones para que este Encuentro sea bendecido por nuestro Padre del Cielo, con las luces del Espíritu Santo que les ayuden a vivir con renovado ardor los compromisos del Evangelio de Jesús en el seno de la sociedad brasileña. De hecho, el lema de este encuentro "CEB, peregrinas del Reino, en el campo y en la ciudad" debe sonar como una llamada para que éstas asuman siempre más su importantísimo papel en la misión evangelizadora de la Iglesia.

Como recordaba el Documento de Aparecida, las CEB son un instrumento que permite al pueblo "llegar a un mayor conocimiento de la Palabra de Dios, al compromiso social en nombre del Evangelio, al surgimiento de nuevos servicios laicales y a la educación de la fe de los adultos" (n.178). Y recientemente, dirigiéndome a toda la Iglesia, escribía que las Comunidades de Base "traen un nuevo ardor evangelizador y una capacidad de diálogo con el mundo que renuevan a la Iglesia", pero para eso es necesario que ellas "no pierdan el contacto con esta realidad muy rica de la parroquia local y que se integren de buen grado en la pastoral orgánica de la Iglesia particular" (Exhort. Ap. Evangelii Gaudium, 29).

Queridos amigos, la evangelización es un deber de toda la Iglesia, de todo el pueblo de Dios: todos debemos ser peregrinos, en el campo y en la ciudad, llevando la alegría del Evangelio a cada hombre y a cada mujer.

Deseo desde el fondo de mi corazón que las palabras de San Pablo: "Ay de mí se no predicara el Evangelio" (I Co 9,16) puedan encontrar eco en el corazón de cada uno de ustedes! Por eso, confiando los trabajos y a los participantes del 13º Encuentro Intereclesial de las Comunidades Eclesiales de Base a la protección de Nuestra Señora Aparecida, invito a todos a vivirlo como un encuentro de fe y de misión, de discípulos misioneros que caminan con Jesús, anunciando y testimoniando con los pobres la profecía de los "nuevos cielos y de la nueva tierra", al concederles mi Bendición Apostólica. 




Documento sin título