Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
19 de Febrero, 2014
CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA

Construir la paz y evitar la violencia

Imprimir
Imprimir

Ante las polarizaciones y confrontaciones que atraviesa el pueblo venezolano, el pasado 14 de febrero los obispos de la presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) expresaron su "profunda preocupación por el creciente clima de tensión que ha caracterizado la vida nacional en los últimos días".

El fortalecimiento de la paz entre los venezolanos, el rechazo de cualquier tipo de violencia, así como el exceso en la represión de las manifestaciones, motivaron el pronunciamiento de la CEV ante los recientes hechos, que también enlutan a las familias de las víctimas mortales.

Los obispos fueron enfáticos en señalar que "el derecho a la protesta pacífica, así como el derecho a la libertad de expresión e información, son valores sociales imprescindibles para el ejercicio de una auténtica democracia". En este sentido, también afirmaron que "los que ejercen responsabilidades públicas deben garantizar el ejercicio de esos derechos, evitando el uso de medidas judiciales para amedrentar y castigar a los disidentes".

Si bien es cierto que "la protesta contra el gobierno es legítima y constitucional", el episcopado venezolano hizo un llamado a la paz y a la convivencia, en contra de la violencia: "el recurso de la violencia como medio para imponer las propias posiciones, venga de donde venga, es moralmente inaceptable". La promoción del diálogo basado en el respeto de las legítimas diferencias es, según la CEV, el camino para la resolución del conflicto y la búsqueda del bien común, "más allá de los intereses de personas y grupos".

Concluye el comunicado con cuatro peticiones: "a los dirigentes de todos los partidos y agrupaciones, tanto sociales como políticas, que alienten a todos sus partidarios a contribuir con su conducta y sus palabras a bajar las tensiones", "a los directivos de los medios de comunicación social y a los comunicadores sociales informar la verdad con objetividad y evitar la exaltación de la violencia", "a todos los sacerdotes mantener en las celebraciones litúrgicas y en toda ocasión la plegaria por los líderes y por todos los constituidos en autoridad, para que podamos gozar de una vida tranquila y pacífica, con toda reverencia y dignidad", y, finalmente, "a todos los católicos elevar oraciones a Dios, Padre de todos, y a pedir la intercesión de Nuestra Señora de Coromoto, Patrona de Venezuela, en favor de la reconciliación del país".


ÓSCAR ELIZALDE PRADA
Fuente: www.cev.org.ve 




Documento sin título