Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
19 de Febrero, 2014
CUBA

Comunicadores Católicos, señales de esperanza en Cuba

Imprimir
Imprimir

Graduación de alumnos del Diplomado de Comunicación Social en el Encuentro Nacional de Comunicadores Católicos.

La Iglesia Católica en Cuba celebró los días 7, 8 y 9 de febrero su Encuentro Nacional de Comunicadores en la Ciudad de La Habana. Dentro de las actividades previstas se realizó la graduación de 26 alumnos del Diplomado de Comunicación Social, que como iniciativa del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, se inició en la Isla en septiembre del año 2010.

El Encuentro Nacional fue el espacio para presentar la propuesta de unión de los comunicadores católicos que lo deseen con la Organización Católica Cubana para la Comunicación (SIGNIS- Cuba), fusión de las actuales Unión Católica de Prensa de Cuba, con SIGNIS-Cuba. La primera agrupa productores de contenidos para prensa impresa y digital, y la segunda, con más de 60 años de experiencia y presencia en el ambiente de los realizadores audiovisuales de la isla, la producción audiovisual y la educación para los medios. La presentación de la propuesta fue realizada por el Dr. Gustavo Andújar, Presidente de SIGNIS-Cuba y la Ing. María Caridad López, Coordinadora de la Unión de Católica de Prensa.

En otros momentos el Doctor Arturo Merayo, Consultor Católico de Comunicación y la Dra. Susana Nuin, Secretaria de la Comisión de Comunicación del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), compartieron con los participantes temas relacionados con las habilidades del comunicador, y la comunicación presente en toda la vida del ser humano, respectivamente. Finalizó el Encuentro con un panel en el que se presentaron los sueños y desafíos de la Comisión en sus diferentes departamentos.

En la tarde del sábado se celebró la graduación de los 26 comunicadores de 10 diócesis cubanas, que terminaron el Diplomado en Comunicación Social auspiciado por el CELAM y el Pontifico Consejo para las Comunicaciones Sociales (PCCS), que durante tres años se realizó en Cuba, en modalidad semi-presencial, regido por el Instituto Teológico Pastoral para América Latina (ITEPAL

Mons. Claudio María Celli, Presidente del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales (PCCS) invitó, al inicio de la ceremonia, a reflexionar sobre puntos concretos del Mensaje del Papa Francisco para la 48 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales y desde su experiencia exhortaba a los presentes a "comunicar la verdad, con bondad y belleza". También estuvieron presentes Mons. Adalberto Martínez, Obispo Castrense del Paraguay y Presidente de la Comisión de Comunicación del CELAM, Wilfredo Pino Estévez, Obispo de Guantánamo – Baracoa y Presidente de la Comisión de Comunicación de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, junto a otros obispos participantes en el Seminario de Comunicación para obispos de Centroamérica y el Caribe, realizado en La Habana del 5 al 8 de febrero. Hablaron además Mons. Pino, quien hizo un recuento evaluativo de la experiencia del Diplomado y el P. Ariel Beramendi del PCCS, que fungió como organizador del proceso académico. Tania Gómez, de Pinar del Río, pronunció el discurso a nombre de los graduados.

La experiencia del Diplomado ha sido un impulso de energía para los comunicadores cubanos, quienes están llamados a multiplicar los talentos recibidos y ponerlos en función de una Iglesia que necesita el testimonio coherente de personas que transmitan el mensaje cristiano, aplicando los conocimientos adquiridos y siendo facilitadores de ellos a otras personas que no pudieron participar pero que también colaboran con la misión de la Iglesia.

Para Cuba hoy, este grupo es un signo de esperanza. Es encontrar en medio de una realidad difícil personas dispuestas a construir un mañana diferente, asumiendo el lugar para el que Dios nos ha llamado a servirle como comunicadores católicos.

Al recordar todo lo vivido durante estos casi cuatro años, se nos estremece el corazón, pues redescubrimos el mensaje de Dios a nuestra Iglesia Cubana, a quien ha mirado con ternura, enviado a su Espíritu e impulsando nuestro compromiso.


Tania Gómez Rodríguez y Sergio Lázaro Cabarrouy Fernández- Fontecha 

       




Documento sin título