Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
05 de Marzo, 2014
PANAMÁ, COSTA RICA, NICARAGUA, HONDURAS, EL SALVADOR, GUATEMALA Y MÉXICO

Mensaje final del XI Encuentro Regional de Pastoral Juvenil a los jóvenes de México y Centroamérica.

Imprimir
Imprimir

Reproducimos a continuación el mensaje final completo dado a conocer al finalizar el XI Encuentro Regional de Pastoral Juvenil de los jóvenes de México y Centroamérica.

"Mi familia y la Pastoral Juvenil, lugar donde soy protagonista"

Reunidos en Casa Lago, sede de la Conferencia Episcopal de México (CEM), los delegados de Pastoral Juvenil de los países de la región México - Centroamérica: Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y México, nos hemos encontrado, bajo la dinámica de la revitalización, para redescubrir el caminar de la Pastoral Juvenil en un ambiente de reflexión, oración y fraternidad.

Reconocemos que "La familia, es la institución más apreciada por la juventud, es uno de los tesoros más importantes de los pueblos latinoamericanos y caribeños, y es un patrimonio de la humanidad entera" (CAPYM 74). Sin embargo la familia no siempre responde a las necesidades de la juventud para enfrentar los retos actuales.

La Pastoral juvenil como acción organizada de la Iglesia no ha logrado integrar este espacio vital de los jóvenes dentro de sus itinerarios formativos. La urgencia de redescubrir la dignidad de la familia desde la juventud es imperante en nuestros días por lo que es prioritario volver la mirada hacia la familia como una particular expresión de la cercanía de Dios.

"Hoy no podemos pensar la pastoral juvenil sin la pastoral familiar" (CAPYM 210) y sin su relación con otras dimensiones pastorales; vemos "la familia como comunidad de discípulos misioneros, escuela formadora de valores; cuando es una comunidad fraterna y solidaria." (CAPYM 359). Optamos por llevar los procesos del joven a encarnarse en su realidad familiar para que trabajen en la construcción de la familia según el proyecto de Dios.

Como promotores de la construcción de la Civilización del Amor y fundamentados en los valores del reino, nos solidarizamos con los pueblos que sufren las consecuencias de la violencia, rechazamos todo lo que genera una cultura de muerte y coarta la libertad. Exhortamos a nuestros pueblos y autoridades a construir una sociedad que respete el derecho a la Vida, la dignidad y la libertad, con el entusiasmo de edificar un mundo mejor.

Invitamos a todos los jóvenes a recoger lo mejor del ejemplo y de las enseñanzas de nuestros padres y maestros, confiamos en que encontraran tal fuerza y tal gozo para vencer la tentación del egoísmo o el placer, de la desesperanza y el vacío. Y sabremos afirmar nuestra fe en la Vida y en lo que le da sentido: la certeza de la existencia de un Dios justo y bueno (cfr. CV II, Mensaje a los jóvenes).

Ponemos bajo la protección de Nuestra Madre Santa María de Guadalupe, reina y emperatriz de América, la vida, el trabajo y el esfuerzo; gozos y esperanzas de la juventud de nuestros pueblos.

Dado en la ciudad de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, a los 21 días del mes de Febrero del 2014, año de la Familia.

VIRGINIA BONARD
FUENTES: Portales y Agencias 




Documento sin título