Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
05 de Marzo, 2014
BRASIL

Campaña de Fraternidad 2014 - Fraternidad y tráfico de seres humanos: "Para ser libres nos libertó Cristo"

Imprimir
Imprimir

El 5 de marzo, Miércoles de Ceniza, la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) inauguró oficialmente en Brasilia la Campaña de Fraternidad 2014, que este año se centrará en la "Fraternidad y tráfico de seres humanos" con el lema "Para ser libres nos libertó Cristo"(Gal 5,1).

Ese mismo día, el Papa Francisco envió un mensaje dirigido a los fieles del Brasil en ocasión de la presentación de esta campaña:

"Durante los próximos cuarenta días intentaremos ser más conscientes de la infinita misericordia que Dios nos ha dado y nos pidió que diéramos a los demás, especialmente a los más necesitados: '¡Eres libre! ¡Ve y ayuda a ser libres también a tus hermanos!'. En este sentido, y con el deseo de movilizar a los cristianos y a las personas de buena voluntad de la sociedad brasileña contra una plaga social como la trata de seres humanos, los obispos brasileños les proponen este año el tema 'Fraternidad y trata de seres humanos'."

"¡No se puede permanecer indiferente sabiendo que hay seres humanos comprados y vendidos como mercancías! Pensemos en los niños adoptados para la extracción de órganos, en las mujeres engañadas y obligadas a prostituirse, en los trabajadores explotados, sin derechos, ni voz, etc., etc. Esta es la trata de seres humanos. En este punto necesitamos un profundo examen de conciencia: ¿Cuántas veces toleramos, de hecho, que un ser humano sea considerado como un objeto, expuesto para vender un producto o para satisfacer deseos inmorales? La persona humana nunca tendría que comprarse y venderse como una mercancía. El que la usa y la explota, aunque indirectamente, es cómplice de esta opresión. Si después, se pasa al ámbito familiar, y entramos en una casa: ¡Cuántas veces la arrogancia reina allí también! Padres que esclavizan a sus hijos; hijos que esclavizan a sus padres; cónyuges que se olvidan de su llamada a este don y se explotan como si fueran productos de consumo, desechables. Ancianos sin un lugar en la sociedad, y niños y adolescentes sin voz. ¡Cuántos ataques a los valores básicos del tejido familiar y de la misma convivencia social! Sí, necesitamos un profundo examen de conciencia. ¿Cómo se puede proclamar la alegría de la Pascua sin ser solidarios con aquellos a los que en esta tierra se niega la libertad?"

"Estén seguros: Si ofendo la dignidad humana de los demás es porque antes he malvendido la mía. ¿Y por qué? Para conseguir poder, fama, bienes materiales... Y todo esto —¡fíjense!— a cambio de mi dignidad de hijo e hija Dios, salvada con el precio de la sangre de Cristo y garantizada por el Espíritu Santo que dentro de nosotros clama: 'Abba, Padre' . La dignidad humana es igual para todos los seres humanos: Cuando pisoteo la del otro, pisoteo también la mía. ¡Y la libertad para la que Cristo nos ha liberado! Espero que los cristianos y las personas de buena voluntad se comprometan para que nunca hombre o mujer, jóvenes o niños sean víctimas de la trata de seres humanos. Y la base más eficaz de restaurar la dignidad humana es anunciar el Evangelio de Cristo en el campo y en las ciudades, porque Jesús quiere sembrar la vida en abundancia por todas partes."

Presidió el lanzamiento de esta campaña el obispo auxiliar de Brasilia y Secretario General de la CNBB, Mons. Leonardo Ulrich Steiner, y fue acompañado por miembros de la sociedad civil, representantes gubernamentales y comunidades religiosas.

Para entender el significado y el alcance de este afiche, la CNBB comparte en su web los siguientes 4 puntos, que transcribimos de manera textual en portugués:

Entenda o significado do cartaz

1- O cartaz da Campanha da Fraternidade quer refletir a crueldade do tráfico humano. As mãos acorrentadas e estendidas simbolizam a situação de dominação e exploração dos irmãos e irmãs traficados e o seu sentimento de impotência perante os traficantes. A mão que sustenta as correntes representa a força coercitiva do tráfico, que explora vítimas que estão distantes de sua terra, de sua família e de sua gente.

2- Essa situação rompe com o projeto de vida na liberdade e na paz e viola a dignidade e os direitos do ser humano, criado à imagem e semelhança de Deus. A sombra na parte superior do cartaz expressa as violações do tráfico humano, que ferem a fraternidade e a solidariedade, que empobrecem e desumanizam a sociedade.

3- As correntes rompidas e envoltas em luz revigoram a vida sofrida das pessoas dominadas por esse crime e apontam para a esperança de libertação do tráfico humano. Essa esperança se nutre da entrega total de Jesus Cristo na cruz para vencer as situações de morte e conceder a liberdade a todos. "É para a liberdade que Cristo nos libertou" (Gl 5, 1), especialmente os que sofrem com injustiças, como as presentes nas modalidades do tráfico humano, representadas pelas mãos na parte inferior.

4- A maioria das pessoas traficadas é pobre ou está em situação de grande vulnerabilidade. As redes criminosas do tráfico valem-se dessa condição, que facilita o aliciamento com enganosas promessas de vida mais digna. Uma vez nas mãos dos traficantes, mulheres, homens e crianças, adolescentes e jovens são explorados em atividades contra a própria vontade e por meios violentos. (Fonte: CF 2014).

 

VIRGINIA BONARD
FUENTES: Conferencia Episcopal del Brasil, Agencias, Radios y Portales




Documento sin título