Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
19 de Marzo, 2014
ARGENTINA - PASTORAL DIGITAL

Una conversación para entender la comunión concreta entre el mundo digital y la vida de la Iglesia que -además de las 32 diócesis de la Argentina- desde enero de este año se implementa en la Iglesia de la hermana República Dominicana en sus 11 diócesis.

Imprimir
Imprimir

Conversamos con monseñor Eduardo Horacio García (EG), obispo auxiliar y vicario para la Pastoral de Buenos Aires, junto a sus compañeros de trabajo: Tadeo Russo (TR) y Federico Alfredsson (FA), ambos licenciados en Recursos Humanos, quienes llevan adelante esta iniciativa.


¿Pastoral Digital-Sistemas e Iglesia es una nueva área en el Arzobispado de Buenos Aires?

(EG) Como área desde el 2012. Y como iniciativa desde fines del año 2010.

¿Por qué surge esta necesidad y cómo fue la búsqueda de la resolución?

(EG) Por un lado el tema era cómo encarnar el llamado de Aparecida a la misión permanente dentro de la pastoral ordinaria. Notamos que hay grandes huecos pastorales, que siempre son los "post". Tenemos una pastoral armada, eventualmente, que apunta al "pre": prematrimoniales, prebautismales, hasta la misma catequesis es un "pre". Pero no tenemos procesos armados posteriores a los sacramentos que permitan la inserción en una comunidad de un modo vital. Por otro lado, la inquietud de ver cómo hacer de los medios digitales un medio de Evangelización concreta de la Iglesia. Pensamos, entonces, en una base de datos unificada.

¿Y hasta ahora cómo era el registro sacramental? Era analógico pero, ¿estaba integrado a nivel nacional?

(EG) No a nivel nacional. Si bien empezamos pensando en un registro digital para poder hacer un camino pastoral "post", era mucho el esfuerzo para hacer una base de datos que quedara simplemente en cada parroquia. ¿Por qué no unificar el esfuerzo y lo que trabaja cada uno desde su parroquia sea un capital para toda la Iglesia?

¿Qué es el esfuerzo pastoral post?

(EG) Poder generar un vínculo concreto con aquellos que se acercan a las comunidades para recibir un sacramento, que pueda permanecer a través del tiempo. Esa es nuestra gran falencia. Estamos retomando el camino pastoral con una misma persona, a través de los años, con cada sacramento. Poder hacer un proceso continuo. Lo que catequísticamente se llamaría el itinerario catequístico permanente. Hacer un proceso evangelizador a lo largo de toda la vida. Para eso hay que mantener un vínculo continuo. Además veíamos que la dirección más real que tiene la gente es la del mail, Facebook o Twitter. La dirección postal la cambian, pero la de mail, como la de teléfono celular muchas veces permanece. Lo que era comunicación virtual ahora lo vemos como comunicación real. Hoy los encuentros físicos están mediatizados por el tiempo, por la posibilidad, por un montón de cosas. En este momento el encuentro vía Internet ha facilitado, es más continuo y más directo.

Existe un concepto instalado que afirma que la vida digital separa a la gente y, sin embargo, esta Pastoral Digital prueba que puede ser diferente.

(TR) El armado del área de pastoral digital no tiene que ver con hacer sistemas porque sí y porque cada vez más la gente, las empresas o la vida misma se digitaliza, sino con tratar de incorporar medios digitales para poder trabajar y potenciar la pastoral de la Iglesia. Con ese ánimo se planteaba cómo podemos hacer para estar más cerca de la gente para seguir acompañándola después del vínculo generado a través del sacramento. Buscamos una manera de estar presente en la vida de las personas. Es muy difícil ir y costoso mandar cartas a cada persona con quien hemos tomado contacto. A través de medios digitales ese seguimiento es muchísimo más factible. Por ejemplo, en el registro digital de sacramentos se cargan las direcciones de e-mail de cada persona que se acerca recibir un sacramento, de los padrinos, de los testigos y con esa base de datos se puede estar presente en fechas, en momentos importantes, enviando saludos en nombre de la Iglesia. Y así se van enviando diferentes anuncios, oraciones, diferentes bendiciones para poder acompañar distintos momentos como cumpleaños o aniversarios de bautismo, matrimonio por ejemplo. Que una persona de golpe reciba un mail de la Iglesia Católica celebrando ese día con alguna bendición u oración es algo que genera vínculo, que genera sentido de pertenencia. Hace bien.

(FA) Es uno de los aspectos donde más notamos repercusión. Es increíble como la gente valora ese mensajito, esa oración, ese saludo en esas fechas importantes porque a través de ese e-mail hay muchas respuestas de agradecimiento, de emoción. De otra manera hubiese sido muy difícil. Es imposible tener que mandarle una carta a cada uno para su cumpleaños.

(EG) De todas maneras, creemos que todavía no existe conciencia plena de la cultura digital como medio de evangelización.

¿En la Iglesia o en la gente en general?

(EG) En la Iglesia. Usamos medios digitales pero sin salir del ámbito institucional o personal, no como un instrumento real de evangelización, con una dinámica de evangelización. Creo que es un tema cultural.

(TR) Hay que tener en cuenta que quien empezó a trabajar en serio con los medios digitales en la Iglesia fue Benedicto XVI. Es todo muy reciente, pero Benedicto comenzó a transitar un camino muy importante. Nosotros lo tratamos de replicar también en la página web, porque nos parece como un precedente muy importante.

¿Y la primera presentación del proyecto? ¿Tuvo aceptación?

(TR)La presentación tiene que ver con la estrategia de implementación que nosotros pensamos que era lo mejor. La primera fue durante la Asamblea plenaria en noviembre de 2010 de la Conferencia Episcopal Argentina. No teníamos nada, sólo una idea y el convencimiento de que era bueno desarrollarla. Presentamos en pantalla cómo sería el proyecto del registro digital de sacramentos y para dónde apuntaba. La verdad que no despertamos mucho interés, pero sí obtuvimos el guiño de ojo para que desarrollemos el sistema por el, ahora, Papa Francisco y lo implementemos en Buenos Aires. Al año siguiente volvimos a presentarlo, ya en funcionamiento. Y mostramos resultados.

(EG) Teníamos 20.000 registros cargados en dos meses, en general bautismos y casamientos.

¿Cómo es cada presentación del proyecto? ¿Lo hacen por diócesis?

(TR) Primero arrancamos con el registro digital de sacramentos y después fue tomando cada vez más forma. La pastoral digital termina siendo una iniciativa que va abarcando no sólo el registro digital de sacramentos, sino una red social, la Red Social Eclesial, una especie de Facebook, pero destinada solamente a sacerdotes. La idea es que haya un ambiente privado y eclesial y que se puedan multiplicar ideas. A lo mejor hay sacerdotes que están trabajando en alguna temática en distintas diócesis y es fantástico que se pueda sinergizar con otros.

(FA) Se puede dar visibilidad a trabajos que hacen en cualquier lugar del país y que de otra manera es difícil que otros lo puedan aprovechar.

(EG) Hay mucho esfuerzo que se hace en la Iglesia multiplicado innecesariamente. ¿De las 2.800 parroquias, ¿cuántas están preparando un guión para el domingo? Todo ese tiempo se puede utilizar en otra cosa.

(TR) En cuanto a la implementación, la idea es justamente apuntar a lo macro. Para que sea efectivo tiene que ser a nivel diocesano, arquidiocesano, donde a través del convencimiento y la decisión del obispo se empiece a trabajar una pastoral digital, donde las parroquias comienzan a cargar los registros, a usar una red social y empezar a usar todos los sistemas desde todas las parroquias. Así se irán incorporando con un efecto multiplicador.

Cuando hacen una presentación, el público esta compuesto por obispos y sacerdotes y no creo que todos estén familiarizados con el lenguaje digital. ¿Cómo hacen para que se entienda realmente lo quieren hacer?

(TR) Hay cuestiones que vamos comentándolas también en las mismas presentaciones. Si tenemos que hacer una categorización de reuniones, algunas son apuntadas a curas y otras a personas con perfil administrativo, que generalmente son las secretarias parroquiales que tienen un rol muy importante dentro del sistema. Este sistema se utiliza en todas las parroquias, por lo que hay que capacitar a todas las secretarias parroquiales y a todos los sacerdotes.

Requiere un trabajo muy pedagógico de parte de ustedes...

(TR) Son reuniones de capacitación. De todas maneras, cuando empezamos a desarrollar el proyecto pensamos que el sistema tenía que ser algo intuitivo, sencillo, agradable para el usuario. En algunas diócesis las secretarias parroquiales tienen un promedio de edad alto y era un desafío saber si iban a poder hacerlo. Después de esa instancia, entienden que el esfuerzo que ellos hacen desde su parroquia sirve para cada diócesis. Y lo pueden ver. El entusiasmo de las secretarias parroquiales que son quienes más a pulmón mueven todo esto es enorme. En muchos casos fue como un lifting de secretaría parroquial porque implicó que le pusieran computadora, que aprendieran a usar el sistema. Y el sistema trata de ser lo más amigable posible.

Esta iniciativa está absolutamente relacionada con el mundo de la comunicación. ¿Pensaron en algún momento hacer alguna presentación para medios o para la red de comunicadores diocesanos que existe en la Argentina?

(EG) Sí, pero primero tenemos que repasar el camino especial que es trabajar con los obispos. Sin duda está ligado a los medios porque es "el" medio del cual también hoy se maneja la información, se maneja el encuentro, la conectividad, la relación y los vínculos.

¿Se manejan ya estadísticas sobre cuántos bautismos o casamientos hay en la Argentina?

(FA) Hay un módulo que se llama "reporte estadísticas" que, de acuerdo con la jurisdicción, rol o permiso que tenga la persona, sea el párroco o el obispo, puede trabajar y ver determinada información de lo que es su parroquia o su diócesis. Por ejemplo el párroco puede hacer reportes con todo lo que tenga que ver con los sacramentos celebrados en su parroquia, comparar la cantidad de matrimonios celebrados en diferentes décadas, a qué edad se casa la gente ahora y a qué edad se casaba hace 30 años. Eso mismo puede hacer el obispo con toda su diócesis. Pero más allá de lo meramente estadístico, también permite pensar en acciones pastorales ligadas a los números que arroja el sistema. Por ejemplo, quizás la diferencia entre la cantidad de gente que se bautiza y la que se casa en mi parroquia es muy grande, entonces me está indicando algo en lo que puedo trabajar.

¿Quiénes tienen acceso al registro digital de sacramentos y cómo es el sistema de protección?

(TR) Para acceder al sistema hay que tener un usuario y una contraseña. Cada usuario personal está ligado a un determinado rol, ya sea obispo, párroco, vicario, secretaria administrativa. De acuerdo con el rol que tenga, van a ser diferentes los permisos que tendrá dentro del sistema. Por ejemplo, una de las cosas que contempla el registro digital de sacramentos es la firma digital del párroco para que ese registro sea válido, representativo y se pueda compartir, siendo visible para el resto de las parroquias.

Esto también traería mucho orden y organización a los organigramas parroquiales.

(EG) No sólo eso; también se detectan ciertas irregularidades porque el sistema muestra lo que no muestra la mano cuando escribe. Casamientos o bautismos dobles, por ejemplo.

(FV y TR) ¿Cómo puede ser que alguien vaya a una parroquia, diga que nunca se bautizó, nunca se casó, y no hay manera cierta de constatarlo? Entonces si podemos llegar a tener un sistema en donde estén todos los datos entrecruzados nos permitirá ir detectando esas cosas y darle otra entidad a la información sacramental. Y si esa información está compartida, en cualquier parroquia la persona puede encontrar sus datos sacramentales.

(EG) Esto no es un dato menor en el orden pastoral porque la secretaría parroquial, a parte de ser un lugar administrativo, es un lugar pastoral, es el primer rostro, el primer encuentro que tienen muchos. Es tremendo si alguien llega a una parroquia, no sabe dónde fue bautizado, y en la parroquia le dicen "nosotros tampoco, arreglate". De lo contrario, si tenés la información, es como decirle "estás, pertenecés, sos parte de la familia".

¿Cómo se sostiene económicamente esta iniciativa?

(TR) Está planteado en dos grandes partes. Una tiene que ver con el desarrollo de los sistemas en sí, que lo tercerizamos con una empresa. Esos son costos de desarrollo que generalmente tratamos de financiarlos a través de donaciones de instituciones locales, organismos internacionales, donaciones particulares. Es decir, tenemos un fondo para desarrollos. Y después hay un costo de mantenimiento, que tiene que ver con los costos que nosotros tenemos asociados a servidores en donde están las publicaciones, los costos de mantenimiento de sistema, de infraestructura, servicios que contratamos de una empresa para poder mandar mails de manera masiva, lo que tiene que ver con el proyecto. Todos esos costos los tenemos absorbidos dentro de lo que es una licencia mensual que aporta cada diócesis que se incorpora, proporcional a la cantidad de parroquias que tenga. Es un costo módico por parroquia.

¿Por qué una parroquia tendría que ser usuaria de este sistema?

(TR) Estás trabajando con un sistema en donde interactuás con otras parroquias y diócesis y brindás un servicio en comunión. Es muy valioso porque le resulta útil a mucha gente.

(EG) Frente a la cultura de la globalización creo que es proponer también una cultura de la comunión. Los trabajos que se están haciendo en una parroquia son beneficiosos para toda la Iglesia. Nosotros apuntamos a lo que también han dicho los últimos Papas frente a la cultura de la globalización: a una cultura de la solidaridad, también en los trabajos pastorales, compartir el esfuerzo administrativo pastoral que hacemos todos los días.

En el intercambio, ¿han tenido que modificar algo del proyecto?

(TR) Esto no es hacer un sistema enlatado, que se trata de imponer. Desde que se lanzó el sistema hasta ahora se han ido haciendo modificaciones y mejoras, que son justamente a partir de ir implementándolo en diferentes diócesis y que tanto los sacerdotes como las secretarias van sugiriendo nuevos aspectos funcionales.

(VB) ¿Qué números se pueden dar a conocer del uso del sistema?

(TR) Hasta el momento hemos implementado los sistemas de pastoral digital en más de 26 diócesis, arquidiócesis de Argentina y continuamos con la agenda de implementación. Actualmente contamos con más de 2.000 usuarios referentes de las diferentes parroquias, estamos muy próximos a contar con 700.000 registros de sacramentos. Desde el 23 de enero de 2014 tenemos pautado un plan de trabajo para implementar los sistemas de pastoral digital en todas las diócesis pertenecientes a la Conferencia Episcopal de República Dominicana. La idea es tratar de seguir sumando diócesis argentinas y en América Latina principalmente.

LA EXPERIENCIA DOMINICANA

A partir del 23 de enero de 2014 la Pastoral Digital —nacida en la arquidiócesis de Buenos Aires— se implementa en República Dominicana, en sus 11 diócesis.

Eduardo García, Tadeo Russo y Federico Alfredsson viajaron a República Dominicana para exponer el programa y a capacitar a los agentes que ya están dando vida a la Pastoral Digital local.

"No podemos quedarnos en la espera pasiva en nuestros templos..." Ésta ha sido una afirmación muy importante de la V Conferencia del Episcopado latinoamericano en Aparecida que el Papa Francisco ha reafirmado en sus distintos mensajes, en su primera carta apostólica y que se aplica perfectamente a los medios digitales. La misión se convierte en el paradigma de toda acción evangelizadora. Esta clave de interpretación hace que no se piense solamente en misionar para que se acerquen más personas a la catequesis o a los sacramentos, sino que nos desafía a repensar la realidad catequística y sacramental desde una perspectiva misionera.

La pastoral en clave de misión pretende abandonar el cómodo criterio pastoral del «siempre se ha hecho así». Invito a todos a ser audaces y creativos en esta tarea de repensar los objetivos, las estructuras, el estilo y los métodos evangelizadores de las propias comunidades. (Evangelii gaudium 33)

El sentido misionero deberá animar todas las programaciones pastorales y acciones de la pastoral ordinaria intentando seriamente llegar a todos en sus propios lugares y en su estilo de vida.

PASTORAL DIGITAL, REGISTRO DIGITAL DE SACRAMENTOS Y RED SOCIAL

Surge principalmente como respuesta a la necesidad de realizar un acompañamiento post sacramental. En la praxis pastoral habitual nuestro trabajo se encuentra mayormente abocado a los tiempos previos al sacramento y si bien es muy importante este trabajo pastoral previo, resulta insuficiente si no hay un seguimiento posterior. Asimismo, constatamos que los medios de comunicación social, la informática y la globalización posibilitan que personas lejanas cohabiten con nosotros y pasen a formar parte de nuestra realidad cotidiana. Este escenario nos llevó a considerar la oportunidad de realizar un decidido camino pastoral y de servicio a la comunidad a través de Internet, implementando lo que se ha denominado "Registro Digital de Sacramentos", una aplicación web que comprende la gestión informatizada de los sacramentos celebrados en cada parroquia, cumpliendo con los requisitos canónicos necesarios y permitiendo el contacto con la comunidad de la Iglesia Católica en orden a:

  • Promover un vínculo permanente con la comunidad
  • Convocar para distintas actividades o celebraciones
  • Brindar Información y ofrecer distintos servicios

Saludar a los fieles en:

  • Cumpleaños
  • Aniversario de Bautismo
  • Aniversario de Matrimonio
  • Otras Fechas importantes

Por otro lado, el “Registro Digital de Sacramentos”, por ser una herramienta Web,  permite través de la centralización de la información, la integración de bolsas de trabajo, plataformas e-Learning, herramientas de comunicación interna y todo aquello que contribuya a la formación y desarrollo de una comunidad.

El “Registro Digital de Sacramentos” es una base necesaria a partir de la cual nos valemos de las posibilidades que brindan los medios digitales a fin de continuar transmitiendo la Buena Noticia del Evangelio y generando un servicio a la comunidad en este espacio tan propio de los tiempos que vivimos.

El “Registro Digital de Sacramentos” está llamado a transformarse en un espacio dinámico y actualizado de encuentro para la acción pastoral y solidaria de la Iglesia Católica en Argentina, facilitando y promoviendo el vínculo con los fieles de las distintas regiones de nuestro país (Arquidiócesis y Diócesis), acompañándolos en su vida cristiana y buscando renovar permanentemente los lazos que nos conectan.


VIRGINIA BONARD – SANTIAGO DURANTE 




Documento sin título