Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
03 de Abril, 2014
CONFERENCIA EPISCOPAL ARGENTINA

Ante los episodios de linchamiento registrados en varias provincias argentinas, mayormente en la provincia de Santa Fe, se pronunció la Mesa del Diálogo Santafesino a través de una Declaración Ciudadana.

Imprimir
Imprimir

La declaración fue consensuada durante la reunión que presidió monseñor José María Arancedo —arzobispo de Santa Fe y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina— y de la que participó el gobernador Antonio Bonfatti, el intendente santafesino, José Corral, y otras autoridades provinciales y municipales.

La Mesa del Diálogo Santafesino se formó durante la grave crisis que atravesó la Argentina en el año 2001 y está formada por la DAIA, el Consejo de Pastores Evangélicos, la Bolsa de Comercio de Santa Fe, la Unión Industrial de Santa Fe, el Centro Comercial de Santa Fe, la Asociación Dirigentes de Empresas, la Sociedad Rural de Santa Fe, la Cámara de Comercio Exterior, la Cámara Argentina de la Construcción-Filial Santa Fe, la CGT, la Asociación Conciencia, la Universidad Nacional de Litoral, la UTN-Facultad Regional Santa Fe, la Universidad Católica de Santa Fe, y Consejo Arquidiocesano de Pastoral Social.

Compartimos aquí el texto completo de la Declaración Ciudadana:

Ante la grave situación de violencia, inseguridad y muerte

Es posible una Santa Fe distinta

Como ciudadanos santafesinos, y ante la grave situación de violencia, de inseguridad y de muerte que vivimos, sentimos la necesidad de hacer público nuestro repudio y de manifestar el deseo de construir una sociedad más justa, solidaria y en paz. No podemos acostumbrarnos a convivir con el delito, la violencia, la inseguridad y la muerte. Es posible y nos merecemos una Santa Fe distinta.

Sabemos que son muchas las causas que concurren a esta realidad que nos empobrece y paraliza, señalamos entre ellas: la marginalidad, el narcotráfico, la ausencia de una cultura de valores que dé sentido a la vida y sostenga el nivel de nuestras relaciones, como así también la de una deuda de la dirigencia política como responsable del bien común de todos los ciudadanos.

Frente a esta grave situación, sentimos la necesidad de elevar nuestra voz de denuncia ante los poderes públicos, como de asumir el compromiso de trabajar juntos para crear las condiciones de una sociedad donde los valores de la vida y la paz, del trabajo y la justicia, de la honestidad y la ejemplaridad sean la fuente de una sociedad más humana, justa y solidaria.

Todo ello necesita con urgencia de una cultura del encuentro, del dialogo y de la solidaridad en el marco de un necesario estado de Derecho, como base de una sociedad libre, justa y fraterna. Esto requiere de la presencia de todos los poderes Estado que, en el ejercicio de sus funciones y la aplicación de la ley en el marco de la Constitución, consolide la vida de la Democracia. En particular, en razón de la naturaleza de los delitos, el concurso de la justicia federal.

Rechazamos las respuestas de "justicia de mano propia", porque lejos de resolver los problemas, los agudiza.

Valoramos como lugares privilegiados en la transmisión de una cultura de valores, proyectos de vida y de amistad social a la familia, a la escuela, el trabajo, los medios de comunicación social y a todas las instituciones comprometidas con el bien público de la sociedad. Sabemos que no podemos esperar soluciones mágicas, pero tampoco quedarnos como espectadores de un drama que envilece a la condición humana, quiebra los lazos de pertenencia y disminuye la necesaria confianza ciudadana, comprometiendo el futuro del que nos sentimos responsables. El bien tiene más fuerzas que el mal, pero el bien necesita de protagonistas.

La Mesa del Diálogo Santafesino, luego de una serena y esperanzada reflexión, quiere hacer partícipe de esta preocupación a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, como a todas las instituciones de la sociedad, con el objeto de unir nuestras voces y movilizar nuestras fuerzas al servicio de la vida y del bien común, como también reclamar las políticas necesarias y urgir su cumplimiento.

Con este motivo hemos redactado esta breve Declaración Ciudadana que les hacemos llegar para ser reflexionada y, si es asumida, firmarla. Es nuestro deseo poder presentarla a las autoridades nacionales, provinciales y municipales, legislativas y judiciales el próximo 25 de Mayo.

 

Santa Fe, 31 de marzo de2014.-

Mesa del Diálogo Santafesino 




Documento sin título