Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
26 de Marzo, 2014
CONFERENCIA EPISCOPAL DE BOLIVIA

Francisco nombra dos obispos auxiliares para La Paz (Bolivia): fray Jorge Ángel Saldías Pedraza, OP y fray Aurelio Pesoa Ribera, OFM

Imprimir
Imprimir

El martes 25 de marzo el papa Francisco nombró dos obispos auxiliares para el arzobispado de La Paz en Bolivia: fray Jorge Ángel Saldías Pedraza, OP fray Aurelio Pesoa Ribera, OFM. Los religiosos acompañarán en su misión pastoral al actual arzobispo, monseñor Edmundo Abastoflor Montero.

El martes 25 de marzo el papa Francisco nombró dos obispos auxiliares para el arzobispado de La Paz en Bolivia: fray Aurelio Pesoa Ribera, OFM y fray Jorge Ángel Saldías Pedraza, OP. Los religiosos acompañarán en su misión pastoral al actual arzobispo, monseñor Edmundo Abastoflor Montero.

De acuerdo con el comunicado de la Nunciatura Apostólica en Bolivia, a fray Aurelio, quien se desempeñaba como Ministro Provincial de la Orden franciscana de los Frailes Menores (Provincia Misionera "San Antonio"), le ha sido asignada la sede titular de Leges, mientras que a fray Jorge Ángel, quien era superior de la comunidad del Santuario de Cotoca en Santa Cruz de la Sierra, la ha sido asignada la sede titular de Felbes.

Fray Aurelio tiene 51 años, realizó el bachillerato en teología en la Universidad Católica Boliviana "San Pablo" y, posteriormente, la licenciatura en teología dogmática en el Pontificio Ateneo "Antonianum", en Roma. Fue ordenado sacerdote el 16 de abril de 1989. Fray Jorge Ángel, de 46 años, es licenciado en teología del Instituto Superior de Estudios Teológicos de Cochabamba, y fue ordenado sacerdote el 25 de mayo de 2001.

El mismo día de su designación, monseñor Toribio Ticona, obispo emérito de la prelatura de Coro Coro, expresó su alegría por los dos nuevos nombramientos: "nuestra arquidiócesis siempre ha estado padeciendo de auxiliares ya que monseñor Edmundo viaja bastante y tiene muchas responsabilidades; yo estoy aquí pero apenas puedo ayudarle por mi enfermedad de párkinson, así que estamos muy contentos". De igual forma, monseñor Gonzalo del Castillo, obispo emérito castrense, dijo que los dos nuevos auxiliares son "un regalo" para la arquidiócesis: "hay mucho trabajo aquí, entonces es algo maravilloso; quiero felicitarlos, serán un apoyo muy grande para los sacerdotes de La Paz".

 

ÓSCAR ELIZALDE PRADA 




Documento sin título