Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
09 de Abril, 2014
CONFERENCIA NACIONAL DE OBISPOS DE BRASIL

Declaración de la CNBB

Imprimir
Imprimir

El pasado 1º de abril, el Consejo Episcopal Pastoral de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) divulgó la declaración "por tiempos nuevos, con libertad y democracia", a propósito de los 50 años del golpe civil-militar en Brasil.

El texto, firmado por la presidencia de la CNBB, acentúa la importancia de que las nuevas generaciones se mantengan activas en la defensa de la democracia, recordando que los 21 años de dictadura hicieron de Brasil "el país del dolor y de la lágrima".

A continuación, se reproduce la declaración de la CNBB:

Declaración

Por tiempos nuevos, con libertad y democracia

La Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil (CNBB) hace memoria, en este 1º de abril, con todo el Brasil, de los 50 años del golpe civil-militar de 1964, que llevó al país a vivir uno de los períodos más sombríos de su historia. Recontar los tiempos del régimen de excepción tiene sentido puesto que nos lleva a percibir el error histórico del golpe, a admitir que no todo fue debidamente reparado y a alertar a las generaciones pos-dictadura para que se mantengan actuantes en la defensa del Estado Democrático de Derecho.

Si bien es cierto que, en el inicio, algunos sectores de la Iglesia apoyaron las movilizaciones que desembocaron en la llamada "revolución" con miras a combatir el comunismo, también es verdad que la Iglesia no omitió la represión tan pronto constató que los métodos usados por los nuevos detentores del poder no respetaban la dignidad de la persona humana y sus derechos.

Se estableció una espiral de violencia con la práctica de la tortura, el cercamiento de la libertad de expresión, la censura a la prensa, la caza de políticos; se instalaba el miedo y el terror. En nombre del progreso, que no se realizó, algunos pueblos fueron expulsados de sus tierras y otros hasta diezmados. Hasta hoy hay muertos que no fueron sepultados por sus familiares.

Aún acechan muchas sombras que encubren la verdad sobre los 21 años que hicieron de Brasil el país del dolor y de la lágrima. Nos ayuda a pagar esa deuda histórica con las víctimas del régimen la Comisión de la Verdad que tiene por objetivo traer luz, sin revanchismo ni venganza, ante aquello que insiste en permanecer escondido en los sótanos de la dictadura.

Gracias a muchos que creyeron y lucharon por la redemocratización del país, algunos con el sacrificio de la propia vida, hoy vivimos tiempos nuevos. Respiramos los aires de la libertad y de la democracia. Por tanto, es necesario superar la injusticia, la desigualdad social, la violencia, la corrupción, el descrédito con la política, el irrespeto a los derechos humanos, la tortura... La democracia exige la participación constante de todos.

Fiel a su misión evangelizadora, la CNBB reafirma su compromiso con la defensa de una democracia participativa y con justicia social para todos. Aclama la sociedad brasilera a ser protagonista de una nueva historia, libre del miedo y fuerte en la esperanza.

Nuestra Señora de Aparecida, patrona de nuestra Patria, nos proteja con su manto, ilumine nuestras mentes y corazones a fin de que transitemos solamente los caminos de la paz, de la justicia y del amor.

Cardenal Raymundo Damasceno Assis

Arzobispo de Aparecida

Presidente de la CNBB

Dom José Belisário da Silva, OFM

Arzobispo de São Luís do Maranhão

Vice Presidente de la CNBB

Dom Leonardo Ulrich Steiner

Obispo auxiliar de Brasilia

Secretario General de la CNBB


ÓSCAR ELIZALDE PRADA
Fuente: CNBB 




Documento sin título