Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
09 de Abril, 2014
DEPARTAMENTO DE CULTURA Y EDUCACIÓN - CELAM

A 25 años de la Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae, se presentó un libro, editado el CELAM, que aporta el análisis y la mirada de las Universidades Católicas en la actualidad

Imprimir
Imprimir

La Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae que Juan Pablo II entregó como riqueza a la Iglesia Universal el 15 de agosto de 1990, fue analizada en su contenido —ante la iniciativa del el Departamento de Cultura y Educación del CELAM— por las Universidades Católicas. El producto de ese profundo estudio tiene formato de libro.

El presidente del CELAM, monseñor Santiago Silva Retamales, presentó esta publicación y lo hizo con estas palabras:

"En este período en que se cumplen 25 años de la promulgación de la Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae del Papa Juan Pablo II, el Departamento de Cultura y Educación convocó a las Universidades Católicas a analizar el contenido y el impacto de la Constitución en la vida cotidiana, así como las actualizaciones necesarias a realizar dados los cambios que se han producido en las últimas décadas en lo socio-político y económico como en el ámbito de las Universidades.

Se recibió un buen número de aportes de los cuales se seleccionaron los artículos que integran esta publicación con el propósito de releer Ex Corde Ecclesiae, completándola con el mensaje de Aparecida sobre el ser y quehacer de la Universidad Católica en el mundo de hoy:

Según su propia naturaleza, la Universidad Católica presta una importante ayuda a la Iglesia en su misión evangelizadora. Se trata de un vital testimonio de orden institucional de Cristo y su mensaje, tan necesario e importante para las culturas impregnadas por el secularismo. Las actividades fundamentales de una Universidad Católica deberán vincularse y armonizarse con la misión evangelizadora de la Iglesia. [...]. La Iglesia, porque es cada vez más consciente de su misión salvífica en este mundo, quiere sentir estos centros cercanos a sí misma, y desea tenerlos presentes y operantes en la difusión del mensaje auténtico de Cristo (DA, nº 341).

Se trata, pues, de una memoria muy significativa en vista a clarificar y actualizar las responsabilidades de la Universidad Católica en el contexto eclesial y regional.

Esperamos que el contenido de esta publicación ayude a las directivas universitarias, comunidades académicas, equipos de pastoral de nuestras universidades católicas y a la Iglesia a caminar en el proceso de lograr una actualización del contenido de la Ex Corde Ecclesiae con el espíritu de Aparecida, de forma de responder mejor a los retos pastorales y sociales de la pluriétnica y multicultural realidad de América Latina y El Caribe.

Finalmente queremos, con esta publicación, contribuir a la celebración de la canonización de Juan XXIII, el Papa del Concilio Vaticano II y, Juan Pablo II, quienes con sus escritos testimoniaron y orientaron la acción pastoral y social de la Iglesia que peregrina en América Latina, trazando derroteros evangelizadores para las Universidades Católicas en su formación de los jóvenes, en su aporte a la misión de la Iglesia y en la construcción de sociedades más fraternas y equitativas".

= = = = = = =

Los editores —el padre Vitor Hugo Mendes, el padre Raúl Islas Olvera y Juana del Pilar Orduña— describen la obra de la siguiente manera en la Introducción de la misma:

"Universidades Católicas: memorias y compromisos

Desde el 15 de agosto de 1990, fecha en la cual se dio a conocer la Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae, de Juan Pablo II, hasta el momento presente se han presentado nuevos hechos en lo social (económico, político y cultural) que han llevado a los Obispos participantes en la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe a señalar:

Se abre paso un nuevo período de la historia con desafíos y exigencias, caracterizado por el desconcierto generalizado que se propaga por nuevas turbulencias sociales y políticas, por la difusión de una cultura lejana y hostil a la tradición cristiana, por la emergencia de variadas ofertas religiosas, que tratan de responder, a su manera, a la sed de Dios que manifiestan nuestros pueblos. (DA 10).

Aparecida, cuando trata el tema de la educación católica, llama la atención sobre el impacto de las reformas educacionales que buscan adaptar los procesos educativos a "las exigencias que se van creando con el cambio global", reformas que "conciben la educación preponderantemente en función de la producción, la competitividad y el mercado", lo que trae consigo que los jóvenes no encuentren los elementos que los puedan convertir "en constructores solidarios de la paz y del futuro de la sociedad" (DA 328).

El Departamento de Cultura y Educación del CELAM, aprovechando la próxima celebración de los 25 años de la Constitución Apostólica Ex Corde Ecclesiae (ECE) – en alegre sintonía con el anuncio de la canonización de su autor, Juan Pablo II –, invitó a las Universidades Católicas Latinoamericanas y Caribeñas a compartir sus reflexiones y experiencias a partir de la aplicación de la ECE en sus instituciones. También a sugerir nuevos retos y respuestas a las situaciones que se han modificado en estos 25 años en la vida social de nuestros países. Algunos de estos aportes constituyen el cuerpo de esta publicación.

En primer lugar, el lector encontrará como Prefacio, las palabras de Monseñor Pablo Varela Server, Presidente del Departamento de Cultura y Educación. A la luz de su larga experiencia en la rectoría de la Universidad Católica Santa María la Antigua – Panamá, su reflexión llama la atención sobre los cambios que han influido en la orientación y vida de las universidades, y la respuesta que se ha dado en la realidad por parte de las universidades católicas teniendo como punto de referencia las orientaciones y normas de la Ex Corde Ecclesiae. Así presenta preguntas clave sobre el papel de las universidades católicas en la educación: "¿qué educación?, ¿para qué persona?, ¿para qué sociedad?... ¿qué es la Universidad?, ¿cuáles son sus funciones sociales?, ¿qué modelo de universidad se quiere construir?, ¿qué investigación a potenciar?, ¿qué tipo de docencia a estimular?... ¿Necesitamos una nueva Constitución Apostólica o nos falta mucho que hacer a la luz de la Constitución Apostólica Ex corde Ecclesiae?"

En el Prólogo, tenemos las palabras del Santo Padre Francisco en su encuentro con el mundo de la cultura, en la Facultad de Teología de Cerdeña, Cagliari, el pasado 22 de septiembre de 2013. Allí el Papa Francisco, a partir de los discípulos que van por el camino a Emaús, retoma "el sufrimiento y la desorientación por la muerte de Jesús" y lo asimila a la "situación actual, la decepción, la desilusión, a causa de una crisis económico-financiera, pero también ecológica, educativa, moral, humana" que vivimos en el presente. Ante la tentación pesimista, apocalíptica, pragmática propia de la "desilusión o la decepción", propone "buscar y hallar caminos de esperanza, que abran horizontes nuevos a nuestra sociedad". Y ahí ubica el papel "precioso" de la Universidad como "lugar de elaboración y transmisión del saber, de formación de la 'sabiduría' en el sentido más profundo del término, de educación integral de la persona". Reflexiona sobre la universidad como lugar de discernimiento, de sabiduría, donde se elabora la cultura de la proximidad, de la cercanía y se forma para la solidaridad, que permiten al cristiano "discernir la realidad y vivir la proximidad y la solidaridad porque el propio Dios entró en nuestra historia".

Hemos considerado oportuno y necesario incluir el texto completo de la Ex corde Ecclesiae, para animar a su lectura y reflexión en las circunstancias actuales, para recordar y descubrir la lucidez de sus orientaciones y los nuevos retos a los que ha de responder la Universidad Católica hoy y hacia el futuro. También encontrará el lector en varios lugares algunas palabras inspiradoras que el Beato Juan Pablo II dirigió a los universitarios católicos de México, en enero de 1979, mientras se celebraba en Puebla la III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano.

A continuación vienen los aportes de los especialistas y expertos de las Universidades Católicas, sobre algunos temas importantes para la misión y vida de estos centros culturales católicos y su aporte al diálogo de la Iglesia y el mundo de las ciencias. Se han incluido aportes tanto en español como en portugués, teniendo en cuenta que son los idiomas oficiales del CELAM.

Antonio Manzatto, de Brasil, reflexiona sobre el papel misionero de las universidades católicas, retomando los aportes del Vaticano II, el encuentro de la Iglesia con la modernidad y las exigencias que ella hace al pensamiento, las perspectivas y los comportamientos de las personas. Relaciona la Ex corde Ecclesiae con el Vaticano II y los aportes de la Teología Latinoamericana a partir de Medellín: el método ver, juzgar actuar, la teología de la liberación y la opción preferencial por los pobres y su influencia en la espiritualidad que animó el compromiso en las Universidades Católicas con el análisis la realidad latinoamericana y la búsqueda de medios de transformación social. Retoma el enfoque de Aparecida centrado en el discipulado y la misión, que aplicado a la universidad católica lleva a su compromiso con el servicio a la persona y la sociedad, en el diálogo productivo que aproxima la fe y la razón, la fe y la cultura, para presentar los valores evangélicos "como camino para la afirmación de la dignidad humana y la edificación de la sociedad de la justicia y la fraternidad".

Bajo el título "Impases y opciones en la misión social y cultural de las Universidades Católicas Latinoamericanas", Antonio Daher reflexiona, inicialmente, sobre la relación de las universidades con los Centros Culturales Católicos, que ha impulsado el Consejo Pontificio de la Cultura, y avanza en su reflexión estudiando la contradicción y disputa cultural en la que están inmersas las Universidades Católicas con la cultura contemporánea y sus rasgos de subjetivismo, relativismo, hedonismo y esoterismo, que hacen indispensable la evangelización de la cultura. Profundiza luego en el papel de las Universidades Católicas y su compromiso social y evangelización cultural, y la formación del laicado y el compromiso ciudadano, concluyendo con que la universidad es uno de los espacios más fecundos y difíciles para la creación de la cultura.

En el siguiente artículo, Patricio Miranda R. analiza a partir del capítulo de la Ex Corde Ecclesiae sobre la misión de servicio de la Universidad, el "discernimiento ético-social desde nuestra América". Retoma aportes de algunos de los principales sociólogos que analizan "los procesos de diferenciación de la sociedad moderna" y los relaciona con el contenido de la Constitución Apostólica. Presenta la necesidad de realizar ese discernimiento ético-social desde "grados crecientes de inequidad social que interpelan la conciencia humana y creyente" que caracterizan a América Latina. De esa manera, acudiendo a otras perspectivas menos europeas y norteamericanas que recuperan el pensamiento Latinoamericano y mediante un diálogo de saberes busca realizar ese discernimiento ético-social. Las Universidades Católicas Latinoamericanas están llamadas a establecer el encuentro "entre la insondable riqueza del mensaje salvífico del Evangelio y la pluralidad e infinidad de campos del saber". "Es un discernimiento ético-social exigido por la doble universalidad connotada en las categorías de universidad y de catolicidad".

La profesora Concepción Ramos Rodas, de Honduras, reflexiona sobre la "Universidad católica, constructora de ideas para el desarrollo humano". Alerta sobre la tendencia actual de dar prioridad al mercado y marginar al ser humano, por el desarrollo tecnológico. La Universidad Católica tiene entonces como tarea "identificar lo esencial más allá de lo circunstancial" y ser "hacedora de ciencia y buscadora de la verdad", lo que muestra la necesidad de "crear verdaderos centros o institutos de pensamiento" –o think tanks- en nuestras universidades que además de analizar la realidad sean capaces de recuperar la identidad de nuestros pueblos y sus raíces cristiano católicas, haciendo una apuesta firme y concreta por el desarrollo humano integral, que supere los fracasos de los modelos hasta ahora puestos en práctica en el Continente.

A continuación se encuentra el artículo sobre "Las universidades católicas al servicio de la transmisión de la fe", de Cristian Roncagliolo Pacheco, quien reflexiona sobre la exigencia interna en las universidades de lograr la excelencia académica y ofrecer una identidad cristiana clara, así como la transmisión de la fe en comunidades universitarias –directivas, docentes, estudiantes y personal administrativo- que por naturaleza son críticas y en búsqueda constante de la verdad. Propone a partir de la identidad y misión de las Universidades Católicas que ellas no son asépticas sino que "tienen una identidad viva... que la proyecta hacia horizontes trascendentes y, al mismo tiempo, profundamente humanos, que hacen que su contribución a la sociedad sea insustituible"; también que son libres para buscar toda la verdad sobre Dios, la persona y todo lo creado. Características estas, entre otras, que llevan a la Universidad Católica a desarrollar su labor en la perspectiva de la nueva evangelización, a través de la Pastoral Universitaria y con el aporte de la Filosofía.

Los profesores Pietro Magliozzi y Rina González Rodríguez contribuyen con su reflexión sobre "El rol de la Teología Pastoral para realizar los ideales de la Ex corde Ecclesiae en la Universidad Católica". Presentan la Teología Pastoral como un medio para lograr un cambio pastoral que responda a los desafíos que la sociedad y su evolución van presentando al anuncio y vivencia del Evangelio. Analizan los cambios producidos en proceso sociocultural la sociedad y su impacto en la relación de la persona con Dios. Analizan también los ideales que proponen la Constitución Apostólica y el papel de la Teología Pastoral. Concluyen compartiendo aspectos de la experiencia de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Bajo el título "Teología e identidad. Hacia una propuesta de actualización de los mecanismos jurídicos y gubernativos para la vigencia de la Ex Corde Ecclesiae en las universidades católicas", el profesor Cristóbal Orrego Sánchez reflexiona sobre la relación teología e identidad, el carácter jurídico de la Constitución y finalmente presenta diez propuestas concretas para la actualización de las normas que ella contiene en su parte final, con el propósito de lograr que haya una mejor y más eficiente aplicación de esas directivas eclesiales respecto de la organización y vida de las universidades católicas.

Raúl Madrid, trabaja sobre el tema "El concepto de libertad de cátedra en Ex Corde Ecclesiae. Proyecciones de la academia del siglo XXI". Profundiza en el complejo concepto de libertad de cátedra y su relación con la autonomía institucional, y la definición que aparece en la Constitución Apostólica a partir de textos pontificios. El cambio en la concepción de la ciencia y la verdad que se presenta actualmente ha hecho perder el significado profundo de la libertad de cátedra, llevándola a un relativismo que exige ser respetado, a veces en contra de valores evangélicos. Es necesario, por tanto, una reformulación metodológica de la concepción de libertad de cátedra que propone la Ex Corde Ecclesiae para que se recupere "la idea de verdad abierta a la trascendencia, y capaz de encarnar el sentido profundo de universidad como universalidad del conocimiento; es decir, como un saber que abarca la razón y la fe".

Los dos siguientes aportes están relacionados con experiencias concretas de universidades católicas en el proceso de conocer y aplicar los contenidos de la Ex Corde Ecclesiae en sus ámbitos universitarios. El primero relata el proceso en la escuela de artes de la Pontificia Universidad Católica de Chile, con elementos muy interesantes y significativos de diálogo entre fe y arte, a través de una serie de entrevistas con directivos y docentes. El segundo aporte, comparte la experiencia de la Pontificia Universidad Católica de Paraná, Brasil, la adecuación de la Constitución Apostólica a la organización y vida cotidiana de la universidad a través de unas iniciativas institucionales como la Parroquia Universitaria, el instituto "Ciencia y Fe", la Pastoral Universitaria, programas de proyección de la universidad y el trabajo con el personal que se contrata para laborar en las diferentes tareas de la universidad.

Para finalizar, al modo de posfacio, Vitor Hugo Mendes, Secretario Ejecutivo de Cultura y Educación – CELAM, presenta la "Universidad Católica: nascida del corazón de la Iglesia". La reflexión, en carácter prospectivo, parte de la contextualización de los muchos cambios que acompañan los 25 años de la Ex Corde Ecclesiae, para indicar y ubicar, a la luz de Aparecida y de la Misión Continental y permanente, los compromisos de la Universidad Católica en nuestra América Latina y El Caribe. En este particular, considera que "la diligente tarea de conciliar las prerrogativas del estatuto referencial para las universidades – enseñanza, pesquisa, extensión –, con la boa noticia del Evangelio – depositum fidei – es, de hecho, para el cristianismo católico, una ardua tarea eclesial". Sin embargo, indica: "en la situación presente, las Universidades Católicas tienen la misión de rescatar la propia idea de Universidad", lo que implica, "afrontar un nuevo modelo de formación".

Esperamos que estos aportes brinden luces y pistas para que nuestras Universidades Católicas renueven su compromiso de contribuir a la inculturación del Evangelio en el presente siglo XXI".


VIRGINIA BONARD
FUENTE: Departamento de Cultura y Educación del CELAM 




Documento sin título