Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
16 de Abril, 2014
ARGENTINA

"Yo hago nuevas todas las cosas". Mensaje Pascual de los obispos de la Región Patagonia-Comahue

Imprimir
Imprimir

Con un llamado esperanzador y gozoso, los obispos de la Región Patagonia-Comahue, de Argentina, expresaron su Mensaje Pascual bajo el título Yo hago nuevas todas las cosas.

"Este saludo es una invitación a una vida nueva, personal y comunitaria, que nos permita caminar como hijos de Dios y como hermanos, responsables del destino de la patria".

Recordando la experiencia de los primeros cristianos, que con la Resurrección del Señor llegaron a formar una comunidad en la que eran "un solo cuerpo y una sola alma", los obispos anuncian en su Mensaje que "en Cristo y con Él podemos resucitar como una comunidad de hombres y mujeres nuevos. Necesitamos compartir con alegría y sencillez de corazón esta verdad. Ese es el fundamento para mirarnos como hermanos, no como extraños. Esta mirada engendra cercanía, confianza".

A la luz de la experiencia del Resucitado, también señalan su preocupación por los conflictos que se prolongan hasta el desgaste: "¿cómo es posible que en nuestra sociedad se haya instalado el convencimiento [de] que los únicos medios eficaces para un reclamo justo sean los cortes de ruta o medidas de fuerza extorsivas? (...) ¿Cómo puede ser que estemos legitimando el ilícito como herramienta necesaria de toda negociación, convirtiéndolo en un derecho? Actuar así nos enfrenta y confronta, nos divide y paraliza". Ante estas realidades, sugieren el diálogo honesto y la sincera búsqueda del bien común, siguiendo la inspiración del papa Francisco: "la unidad debe prevalecer sobre el conflicto. (...) El todo es superior a la parte" (La Alegría del Evangelio 226 y 234).

La educación, la salud, la seguridad y el aprovechamiento de muchos empresarios y comerciantes en el alza desproporcionada de los precios, también hacen parte de las preocupaciones de los obispos de esta región argentina: "Como sociedad en su conjunto debemos adelantarnos con propuestas de caminos de solución. Las estrategias equivocadas están perjudicando mucho a nuestra sociedad".

Por eso, para los que tienen la responsabilidad de gobernar la Pascua es una invitación a resucitar con un nuevo espíritu: el del servicio y el del bien común. "El Resucitado nos ofrece la verdadera paz. ¡Él es nuestra paz y reconciliación! También nos convoca y reúne en fraternidad, de modo que de simples habitantes de este suelo pasemos a ser ciudadanos comprometidos en la construcción de la felicidad plena para todos".

Firman el Mensaje Pascual de 2014 los obispos Virginio D. Bressanelli, scj, Marcelo A. Cuenca, Juan José Chaparro, cmf, Miguel Ángel D'Annibale, Joaquín Gimeno Lahoz, Esteban M. Laxague, sdb, José Slaby, c.ss.r., Miguel E. Hesayne, Marcelo A. Melani, sdb, Néstor H. Navarro y José Pedro Pozzi, sdb.

 

ÓSCAR ELIZALDE PRADA

Fuente: Equipo de Pastoral de Comunicación Región Patagonia-Comahue 




Documento sin título