Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
16 de Abril, 2014
EDITORIAL

¡Feliz Pascua, América y el mundo!

Imprimir
Imprimir

La Pascua de Jesús nos reunirá este fin de semana a todos los cristianos del universo en torno a la esperanza más plena que nos identifica. Con este espíritu, nuestro NOTICELAM N° 19 se proyecta hacia distintos puntos del continente y con diferentes temáticas.

El Centro Bíblico-Pastoral para América latina (CEBIPAL) abre sus puertas a nuestros lectores para que nos interioricemos sobre sus actividades y propuestas, con calendario 2014 incluido.

Desde el Vaticano el Papa Francisco pide perdón por los casos de abuso sexual a niños por parte de sacerdotes ante la delegación del BICE y también desde Roma nos llegan las últimas novedades tecnológicas para seguir las canonizaciones de Juan Pablo II y Juan XXIII el próximo 27 de abril.

Los invitamos a ver el video-invitación que el arzobispo Claudio Celli grabó para invitar a los obispos del Cono Sur para participar del Seminario de Comunicación que tendrá lugar en Argentina a mediados de mayo.

Los obispos de la Patagonia, en Argentina, enviaron un saludo pascual que argumenta desde lo concreto un mensaje al pueblo de Dios de esa parte de América que invita a vivir en paz y armonía tanto a gobernantes como a gobernados.

Trinidad y Tobago fue sede de un encuentro de la CLAR y la Universidad de Notre Dame en EE.UU. recibió a una delegación del CELAM encabezada por su presidente, monseñor Carlos Aguiar Retes.

Y como noticia casi del estribo, recibimos con gozo a un nuevo obispo para la hermana República del Brasil: João Bosco Barbosa de Sousa, O.F.M., es el nuevo titular de la sede de Osasco. También desde la nación brasileña compartimos noticias sobre actividades de los Jóvenes en la Amazonía.

Valparaíso sufrió el azote del fuego desde el pasado sábado 12 de abril. Las autoridades explicaron que está controlado y que el tiempo que viene es el de recolección de las cenizas.15 personas fallecidas, 2.900 viviendas destruidas, 12.500 personas afectadas, son los números del incendio. Sin embargo, y casi como en un renacer anticipado, de entre las cenizas nace la ayuda que no cesa. El pueblo chileno una vez más está mostrando su templanza ante la adversidad. A muchos el fuego les ha llevado todo. Rezamos por ellos, junto a ellos.

Las piedras se correrán, la oscuridad dejará paso a la luz y la esperanza de una vida nueva barrerá con los miedos que había dejado la muerte. Que esta Pascua haga nuevas todas las cosas abrazados por Jesús resucitado.

 

17 de abril de 2014






Documento sin título