Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
28 de Mayo, 2014
CONFERENCIA NACIONAL DE OBISPOS DE BRASIL

Jugando por la vida

Imprimir
Imprimir

Jogando pela vida (Jugando por la vida). Así se titula el mensaje sobre el Mundial de Fútbol que la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB) presentó el pasado 13 de mayo, aprobado por su Consejo Permanente.

Los obispos destacan que “fiel a su misión evangelizadora, la Iglesia en Brasil acompaña, con presencia amorosa, materna y solidaria, este gran evento que reunirá a varios países y protagonizará la oportunidad de un congraciamiento universal”.

En la hospitalidad, la alegría y el intercambio cultural, los obispos brasilero manifiestan que la “Copa do Mundo” es una oportunidad para “reflexionar con la sociedad sobre las relaciones pacíficas y culturales entre todos los pueblos, así como sobre los aspectos sociales y económicos que involucran al deporte, que es armonía siempre que el dinero y el éxito no prevalecen como objeto final, como alerta el papa Francisco”.

En este sentido, la CNBB lamenta que en la preparación del Mundial este aspecto haya prevalecido sobre los demás, “motivando las manifestaciones populares que acertadamente reivindican la soberanía del país, el respeto a los derechos más vulnerables y efectivas políticas públicas que eliminen la miseria, detengan la violencia y garanticen la vida con dignidad para todos”. Es en este sentido que la Iglesia brasilera expresa su solidaridad con todos aquellos que, debido al Mundial, han sido heridos en su dignidad y han sufrido la pérdida de seres queridos.

Así como no es posible aceptar que el Mundial haya desplazado familias y comunidades enteras de su lugar de vivienda, para la construcción de estadios y de obras de estructuras, tampoco se puede admitir que el Mundial profundice las desigualdades urbanas y la degradación ambiental, justificadas por una progresiva institucionalización de excepción, mediante decretos, resoluciones y medidas provisorias, destacan los obispos en su comunicado.

De igual forma, insisten en que “el éxito del Mundial no se medirá por los valores que inyectará a la economía local o por los lucros que proporcionará a los patrocinadores”. Por el contrario, la CNBB afirma que “su éxito estará en la garantía de seguridad para todos sin el uso de la violencia, en el respeto al derecho a las pacíficas manifestaciones en la calle, en la creación de mecanismos que impidan el trabajo esclavo, el tráfico humano y la explotación sexual, sobre todo, de personas socialmente vulnerables, y combatan eficazmente el racismo y la violencia”.

A través de la campaña “Copa da Paz” (Copa de la paz), en la cual la Iglesia brasilera se hace presente en la vida política y social del país, los obispos convocan a hacer parte de un mismo equipo, “en el cual todos somos titulares del juego de la vida que no admite espectadores”. Al marcar el gol de la victoria sobre todo lo que se opone al bien mayor que Dios nos dio, la vida, “¡todos seremos vencedores!”, concluye el comunicado.

ÓSCAR ELIZALDE PRADA
FUENTE: CNBB




Documento sin título