Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
04 de Junio, 2014
CONFERENCIA EPISCOPAL DE ESTADOS UNIDOS

Obispos de Estados Unidos solicitan avanzar en la reforma migratoria

Imprimir
Imprimir

La Iglesia católica de Estados Unidos de Norteamérica, cercana a las realidades de los migrantes, ha solicitado al Congreso avanzar en una reforma migratoria que flexibilice y acompañe el drama de miles de migrantes.

Así lo expresaron algunos obispos en Washington, después de celebrar una eucaristía por quienes han dejado su tierra y sus hogares. Monseñor Eusebio Elizondo, obispo auxiliar de Seattle y presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones, manifestó que “ya no se puede permanecer de brazos cruzados mientras nuestros hermanos y hermanas están expuestos a contrabandistas, tratantes, traficantes de drogas y cuantos peligros hay en el desierto”.

Durante la eucaristía, monseñor Thoma Wensky, arzobispo de Miami, afirmó que “cuando las leyes no pueden promover el bien común, pueden y deben cambiarse”. En este sentido recordó que “nuestras leyes de inmigración necesitan ser cambiadas: son anticuadas e inadecuadas para la promoción y la regulación de las relaciones sociales y económicas en el siglo XXI”.

Ante la realidad de más de 11 millones de migrantes que trabajan en los Estados Unidos, y sus familias, los obispos de Estados Unidos han insistido en una amplia reforma migratoria que responda al drama que viven quienes también aportan su mano de obra en Norteamérica: “hoy en día, algunos se sienten ofendidos por la defensa que los obispos católicos hacemos de los indocumentados, pero al hacerlo nos sentimos orgullosos. Por eso pedimos a la Cámara de Representantes que aproveche la oportunidad para buscar una solución integral a nuestro dañado sistema de inmigración”, afirmó monseñor Wenski.

Además de monseñor Wenski y de monseñor Elizondo, en la celebración, también participaron monseñor Oscar Cantú, obispo de Las Cruces, monseñor Gerald Kinacas, obispo de Tucson, monseñor Martín Holley, obispo auxiliar de Washington, y monseñor Ricardo Ramírez, obispo emérito de Las Cruces.

ÓSCAR ELIZALDE PRADA
FUENTES: AICA y SIGNIS




Documento sin título