Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
11 de Junio, 2014
VATICANO-URUGUAY

La embajada uruguaya celebró el 250° aniversario del natalicio de José Gervasio Artigas

Imprimir
Imprimir

Tomó, además, esa ocasión para homenajear al Papa Francisco quien se hizo presente a través de una conceptuosa carta.

Al cumplirse el próximo 19 de junio el 250° aniversario del natalicio del prócer nacional de Uruguay, José Gervasio Artigas, la embajada uruguaya ante la Santa Sede organizó un concierto-homenaje al Papa Francisco el pasado 7 de junio. Los actos se llevaron a cabo en el Palacio de la Cancillería, ubicado en Roma.

“Este acto cultural pretende conjugar variados aspectos. La fecha patria, la celebración litúrgica, los sonidos propios de la música rioplatense, el mensaje de Qohelet, la persona del Papa, su empeño pastoral y, desde la profundidad de la historia, la figura de Don José Gervasio Artigas”, detallaba la invitación protocolar destacando el concepto de “periferia” al que refiere el Santo Padre de modo permanente en su prédica:

“El Papa Francisco ha puesto de relieve para la espiritualidad de la Iglesia y, en cierto modo, para el lenguaje común de la reflexión religiosa y social, la imagen o la categoría de periferia. No lo ha hecho sólo con una preocupación doctrinal o disciplinaria, más bien mediante gestos y palabras su celo pastoral privilegia a los pobres concretos como personas reales, seres de carne y hueso. A estos excluidos, que cuentan por millones, se agrega hoy desde una multitud de niños y jóvenes relegados o empujados a la anomia, hasta los refugiados, desocupados, enfermos o adultos mayores que la seguridad social no siempre tiene condiciones de atender. He allí ciertas periferias que el Papa ha devuelto al centro de la atención eclesial y mediática. En este terreno las prioridades de José Gervasio Artigas y los desvelos del Obispo de Roma aparecen francamente convergentes”.

La celebración tuvo como centro el estreno mundial de la “Misa para Bandoneón sobre textos de Qohelet”, composición litúrgico-musical del autor uruguayo Roberto Passarella, interpretada por su autor acompañado por coro y ensemble filarmónico de la ciudad de Macerata. La obra fue precedida por tres piezas típicas,” A don José”, “Por una cabeza” y “La Cumparsita” interpretadas en guitarra y violín por SatorDuo, y de un preludio litúrgico a cargo de la violoncelista Paola Furetta.

El embajador uruguayo ante el estado Vaticano, Daniel Ramada Piendibene, así describía para NOTICELAM las instancias de la invitación:

“Durante el período de preparación de los festejos escribí una carta personal al Santo Padre en la que, a la vez que comunicaba nuestra intención, lo invitaba en forma espontánea al acto, dejando claro, por supuesto, mi profundo respeto frente a la densidad y complejidad de su agenda.

“En ese contexto añadí algunas reflexiones, incluso teológicas, sobre Qohelet, el origen litúrgico de Bandoneón, y subrayé la vigencia de la figura de Artigas como ejemplo de sensibilidad frente a los excluidos y las personas de menores recursos. En especial, la permanente preocupación por los indios, los negros esclavos, los mulatos, las viudas y los criollos pobres, a quienes en 1815 otorga sendos lotes de tierra para que puedan afincarse e iniciar o reiniciar una vida de trabajo digno.

“Esta actitud, traducida en decisión, se resume en la célebre frase del Reglamento de (reparto) de tierras: ‘para que los más infelices sean los más privilegiados’ que constituye el hilo conductor de la vida de Artigas.

“En muchos sentidos, esa vida tiene facetas excepcionales para la época. Entre otras, su defensa y solidaridad para con los desposeídos, la clemencia frente a los combatientes vencidos en el campo de batalla, su sencillez fraterna, la decisión mantenida a lo largo de toda su carrera de no adherir a las sociedades filosóficas y logias propias de los círculos elitistas patricios de la época, o la elección de rechazar en varias oportunidades la vuelta a su tierra como caudillo militar, con honores jubilatorios, al precio de soportar voluntariamente la soledad austera del exilio en la dura selva paraguaya donde permaneció, prácticamente, los últimos 30 años de su vida –de los 57 a los 87– como productor rural y labriego que trabajaba con sus manos un pequeño lote prestado por el Estado paraguayo y, a la vez, como educador de la población indígena y catequista de los niños”.

Y continúa el embajador Ramada: “El Santo Padre tuvo la amabilidad de hacerme llegar, a través de la Secretaría de Estado, una respuesta que mucho le agradecí y que elevé protocolarmente a nuestra Cancillería para su conocimiento”.

Reproducimos aquí el texto completo de la respuesta del Papa Francisco:

“Vaticano. 20 de mayo de 2014

Señor Embajador:

Le agradezco cordialmente su carta, con la cual ha tenido la amabilidad de hacerme partícipe de los actos programados por esa Misión Diplomática para celebrar en Roma los doscientos cincuenta años del nacimiento de José Gervasio Artigas.

Le expreso mis mejores deseos para esta iniciativa, que trata de conjugar el aspecto cultural, religioso y de abnegada entrega a los menos favorecidos de la sociedad, que este célebre Prócer uruguayo supo promover y encarnar en su larga vida. Y pido al Señor que su memoria ayude a sus compatriotas a iluminar el presente y el futuro del Uruguay, abriendo cada vez más su espíritu a la esperanza cristiana y al compromiso generoso para con el prójimo.

Con sentimientos de estima por su labor de transmitir la cercanía de los uruguayos a la Sede de Pedro, le ruego que rece por mí y por los frutos de mi servicio a la Iglesia universal. Yo pido en mi oración que Dios lo acompañe en sus tareas cotidianas.

Que Jesús lo bendiga y la Virgen Santa, Nuestra Señora de los Treinta y Tres, lo cuide.

Atentamente,
Francisco”.

VIRGINIA BONARD

   




Galerías de Fotos:
· La embajada uruguaya celebró el 250° aniversario del natalicio de José Gervasio Artigas



Documento sin título