Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
02 de Julio, 2014
La Iglesia colombiana invita a "considerar el dolor de las víctimas" en los diálogos de paz de La Habana

Imprimir
Imprimir

Aunque la Iglesia católica colombiana no hace parte de la mesa de diálogos de La Habana (Cuba) para la finalización del conflicto armado más antiguo del continente, en múltiples oportunidades se ha manifestado a favor de una salida negociada al conflicto que considere también el dolor de las víctimas.

Así lo expresó recientemente monseñor José Daniel Falla Robles, secretario general de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), lanzando un llamado a los miembros de la mesa de diálogos: “Hago un llamamiento para que se tenga en cuenta a todas las personas que sufren y anhelan una patria reconciliada”. El obispo insistió en que “es fácil sacar políticas y acuerdos sin mirar la persona, lo fundamental es el dolor de la persona, que quien ha hecho algún acto de terrorismo entienda el dolor que ha causado (...) cada acto tiene una responsabilidad social muy grande”. De igual forma, manifestó la necesidad de dejar las armas para construir la paz: “Quisiéramos que en la mesa de negociación de Cuba hubiera sinceridad en todo lo que tiene que ver con una pronta negociación de paz. Lo mejor para nuestra patria es deponer las armas y comenzar a construir la paz, y tiene que haber una gran transparencia”.

Las declaraciones del secretario general de la CEC se produjeron en el contexto de la última reunión de la Comisión de Conciliación Nacional (CCN), en la cual también participó el vicepresidente de la República, Angelino Garzón.  

La CCN es una instancia de la CEC, constituida desde 1995 con el propósito de buscar soluciones políticas al conflicto armado, acompañar los esfuerzos de paz del país y crear y facilitar vínculos de encuentro entre el gobierno nacional, los movimientos insurgentes y los grupos de autodefensa. “En una Colombia que anhela la paz y la reconciliación, la CCN es reconocida como un espacio de articulación de la sociedad, instancia de ambientación de condiciones para la construcción de una cultura de paz y facilitadora de salidas políticas al conflicto social y armado en perspectiva de reconciliación”.

ÓSCAR ELIZALDE PRADA
FUENTES: FIDES y CEC




Documento sin título