Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
10 de Julio, 2014
Ante el fallo en la causa de la muerte del obispo argentino Enrique Angelelli: cadena perpetua para los autores intelectuales del asesinato

Imprimir
Imprimir

Monseñor Enrique Ángel Angelelli fue un obispo argentino que ejerció su ministerio en la diócesis de La Rioja, en la Argentina. Murió el 4 de agosto de 1976 en un accidente vial que fue investigado por la justicia por estar sospechado de ser un accidente provocado.

Al llegar a las últimas instancias el juicio oral por su muerte, la fiscalía pidió prisión e inhabilitación perpetua para Luciano Benjamín Menéndez y Luis Fernando Estrella, considerados "autores mediatos del asesinato de Angelelli y tentativa de homicidio de su acompañante, Arturo Pinto", y que con esa finalidad integraron una "asociación ilícita".

El actual obispo de La Rioja y querellante en la causa, monseñor Marcelo Colombo, interpretando el sentir del corazón del pueblo riojano, acompañó desde los gestos: con misa y en vigilia, se esperó la sentencia conocida el pasado viernes 4 de julio.

En declaraciones a distintos medios de comunicación,  monseñor Colombo, ponderó el fundamental aporte del Papa Francisco en la búsqueda de la verdad cuando entregó dos cartas del obispo asesinado que llegaron al Vaticano como prueba de la persecución de la que eran víctimas él y muchos de sus colaboradores: "Es importantísimo conocer como sociedad la verdad de lo que pasó aquella dramática tarde del 4 de agosto de 1976. Para la Iglesia, será un momento de máxima luz, por la consideración que tenía Angelelli como pastor y como figura emblemática en la lucha por la dignidad de las personas. El compromiso de la Iglesia con la verdad y el deseo de que quede claro el papel que jugó Angelelli, un hombre de Dios que entregó todo su amor a su pueblo".

Monseñor Enrique Angelelli fue obispo auxiliar de Córdoba entre 1961 y 1968  y obispo de La Rioja entre 1968 y 1976. Amado por su pueblo y recordado por su cercanía con la gente, sus dolores y alegrías, la llegada de la luz a la causa de su muerte es fundamental en el camino de la búsqueda de la verdad y el conocimiento de esa parte de la historia argentina.

Las decisivas pruebas aportadas por el Papa Francisco revelaron la violación de los derechos humanos durante la última dictadura militar que padeció la Argentina entre los años 1976 y 1983.

VIRGINIA BONARD
FUENTES: Portales, Radios y Agencias




Documento sin título