Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
16 de Julio, 2014
Imprimir
Imprimir

Concluido el Mundial de Fútbol de la FIFA, a la hora de hacer balances, no son pocas las críticas ante su "legado social". Este es, justamente, el asunto que aborda el documental: The price of the World Cup (El precio del Mundial), dirigido y realizado por Mikkel Keldorf, tomando como muestra dos de las ciudades que fueron sedes del Mundial: Río de Janeiro y Fortaleza.

Durante 30 minutos, la cinta muestra el drama de algunas de las 600 familias que fueron desplazadas de la Favela Metrô-Mangueira, frente al estadio de Maracanã, para dar paso a obras de infraestructura. Desarraigadas de su historia y con pocas posibilidades de ubicación en un nuevo predio, ante el incremento del costo de la vida que trajo el Megaevento, el documental consigue mostrar la dramática realidad que han vivido las 20.300 familias que han sido “removidas” en Rio de Janeiro, entre 2009 y 2013, como si se hiciera eco a la denuncia que en su momento fue manifestada por la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB): “no es posible aceptar que, con motivo de la Copa, familias y comunidades enteras hayan sido desplazadas para la construcción de estadios y de otras obras estructurales, en una clara violación del derecho a la vivienda”.

El documental también registra cómo la ciudad de Fortaleza, donde fueron invertidos más de 100 millones de euros para la remodelación de su estadio, registra uno de los mayores índices de violencia y desigualdad social en el planeta: “es la quinta ciudad con mayor índice de desigualdad social del mundo (…). El 7% de los más ricos detentan un cuarto de las riquezas de la ciudad”, en relación con la mayoría de la población que sufre por tener un ingreso muy inferior al promedio nacional. La lamentable situación de los niños que habitan en la calle es, sin lugar a dudas, una de las expresiones más dolorosas de la inequidad en Fortaleza, tal como lo presenta la cinta de Keldorf. Además de esto, la acción de grupos de “exterminio” de habitantes de la calle, la ausencia de ayudas financieras para las organizaciones sociales, y el incremento de acciones militares para “pacificar” las Favelas, aumentan también la vulnerabilidad de esta población.

Aunque el documental fue elaborado antes de iniciar el Mundial, sus reflexiones sobre los problemas sociales que crecieron durante los preparativos y la realización del máximo evento del balompié, son una señal de alerta ante el imperativo de la defensa de la vida. No en vano la Iglesia brasilera también ha insistido en el “juego limpio” que garantice la vida y la seguridad de las poblaciones de los barrios populares y las personas en situación de calle.

El video se encuentra disponible en Youtube al final de esta nota.

OSCAR ELIZALDE
FUENTES: Youtube, CNBB y Agencias






Documento sin título