Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
30 de Julio, 2014
Carta del presidente del Comité de Justicia y Paz de la USCCB, monseñor Richard Pates, al Secretario de Estado de los Estados Unidos, John Kerry

Imprimir
Imprimir

Después de su visita solidaria a El Salvador, Guatemala y Honduras, en la que tuvo la oportunidad de entrevistarse con representantes de las Conferencias Episcopales y de las embajadas de los Estados Unidos, monseñor Richard Pates, obispo de Des Moines y presidente del Comité de Justicia y Paz de la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB), envió una carta al Secretario de Estado, John Kerry, en la cual presenta las preocupaciones de la Iglesia frente a la industria extractiva, la migración, la aplicación del Acuerdo de Libre Comercio Centroamericano (CAFTA), y la militarización de la ayuda de los Estados Unidos, entre otros.

En su misiva, que data del 24 de julio, monseñor Pates destaca “las consecuencias desastrosas para la salud pública y las condiciones ambientales de las operaciones mineras de las multinacionales estadounidenses y canadienses”, las cuales se suman a la “crisis humanitaria de la migración que existe en esos países”, fruto de la violencia, el pandillismo, el narcotráfico, el tráfico de armas, la trata de personas y, en general, de las condiciones de corrupción e impunidad que acrecientan la situación de pobreza y el desarrollo económico desigual e inadecuado. “Nuestra preocupación creció al incluir el destino de miles de menores no acompañados que viajan peligrosamente de esos países a nuestra frontera”, enfatiza el obispo estadounidense.

De igual forma, a partir de los diálogos que sostuvo con sus hermanos obispos de Centroamérica y con algunos representantes de las embajadas de los Estados Unidos en El Salvador, Guatemala y Honduras, se constata “la necesidad de mejorar la educación, la capacitación laboral, la aplicación de la Ley y la infraestructura”, para lo cual se hace prioritario invertir en educación y empleo, como alternativas a la “militarización de la ayuda de los Estados Unidos”.

Con relación al CAFTA, monseñor Pates comenta que las políticas comerciales “en muchos casos han devastado a los pequeños productores y empresas agrícolas de la región, mientras presionan las condiciones laborales y los salarios”. También denuncia que “los líderes comunitarios y representantes de las comunidades indígenas en El Salvador, Guatemala y Honduras, que se resisten a la expansión no regulada de las actividades mineras en sus tierras de origen, han sido foco de ataques”. Ante esto, propone que el gobierno estadounidense exija a las empresas que operan en estas regiones “que se rijan por las mismas normas de cuidado con la vida y la ecología que se aplican en sus operaciones en los Estados Unidos”.

La carta finaliza afirmando que “debemos reconocer que existen correlaciones entre estas prácticas comerciales perjudiciales y las deplorables condiciones que conducen a la pobreza, el aumento del desempleo (especialmente entre los jóvenes), la violencia y el empuje resultante para la migración”. “La crisis de nuestras fronteras no se resolverán hasta que mínimamente las drogas y el flujo de armas, provisiones comerciales perjudiciales y otras políticas económicas fundamentales que contribuyen a la violencia se aborden y se rectifiquen”, concluye.

ÓSCAR ELIZALDE PRADA
FUENTE: USCCB

 

Se puede acceder al texto completo en inglés y en español a través del sitio web de la USCCB:

Español: www.usccb.org/issues-and-action/human-life-and-dignity/global-issues/latin-america-caribbean/upload/letter-to-secretary-kerry-from-bishop-pates-on-central-america-spanish-translation-2014-07-24.pdf

Inglés: www.usccb.org/issues-and-action/human-life-and-dignity/global-issues/latin-america-caribbean/upload/letter-to-secretary-kerry-from-bishop-pates-on-central-america-2014-07-24.pdf




Documento sin título