Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
30 de Julio, 2014
La CONFAR se reunió con un grupo de Abuelas de Plaza de Mayo, en su sede de Buenos Aires

Imprimir
Imprimir

Un camino que compromete en la búsqueda de la verdad y la identidad en clave de dignidad humana.

La CONFAR, Conferencia Argentina de Religiosas y Religiosos, recibió a mediados de julio a algunas de las Abuelas de Plaza de Mayo, dando forma concreta a una iniciativa que pone en un primer plano la dignidad de las personas, el cuidado de la vida humana y el encuentro imprescindible con la propia identidad.

En conversación con NOTICELAM, la hermana Adriana Cecchi, APSM, Secretaria Ejecutiva de la CONFAR, expresó que el fruto de esa reunión fue la carta enviada a “Abuelas” el 15 de julio y dada a conocer de manera pública el 24 del mismo mes.

Asimismo, la hermana Adriana afirmó que la CONFAR se puso a disposición para acompañar y favorecer el trabajo de las “Abuelas”, distinguiendo que el diálogo los reúne y propicia el encuentro de la verdad a partir del ejercicio de la memoria.

En la búsqueda de sus familiares y amigos desaparecidos durante la última dictadura militar en la Argentina (1976-1983), surgieron varios grupos que se organizaron en esta trágica (por el origen) y bella (por los fines) tarea. Uno de ellos fue “Abuelas de Plaza de Mayo”. “Abuelas” busca a los nietos nacidos durante el cautiverio de sus mamás en aquel tiempo de opresión y clandestinidad, y se vinculan permanentemente con variados y diferentes actores de la sociedad argentina.

------------------------------------

A continuación, el texto completo de la Carta:

Buenos Aires, 15 de julio de 2014

MUY QUERIDAS “ABUELAS DE PLAZA DE MAYO”

En primer lugar queremos compartirles que, en el marco de nuestra consigna trienal que nos impulsa a estar “donde la Vida reclama” y en sintonía con nuestra Iglesia a nivel nacional y mundial, estamos convencidos que no podemos quedarnos al margen de esta causa.

Queremos hacerlo desde una mirada de fe, como expresión de fidelidad al Señor de la Vida y con humilde espíritu de servicio.

Por tal motivo nos ponemos a disposición para colaborar desde nuestro espacio en la campaña de búsqueda de nietos apropiados indebidamente, que Uds. llevan adelante.

Concretamente, consideramos que podemos dar los siguientes pasos:

• Inicialmente acercarnos a dialogar con las congregaciones que con mayor seguridad pueden aportar datos, a fin de generar un nexo que les permita a Uds. acceder más fácilmente a conversar con sus responsables.

• En un segundo momento invitar a todas las congregaciones del país, a través de nuestras redes de comunicación nacional, a hacer memoria, eventualmente revisar sus archivos y aportar los datos que posean, que puedan serles útiles y que cuenten con cierto nivel de credibilidad. Esto irá acompañado de oportunas campañas de concientización en las redes sociales propias de CONFAR y las de dichas congregaciones.

• Al mismo tiempo pensamos que es oportuno ligar esta búsqueda con otras redes de defensa de los derechos humanos que animamos desde la vida religiosa, como las redes contra la trata de personas, infancias robadas, etc., pues entendemos que el problema de fondo no ha quedado en el pasado sino que, con otras causales y metodologías, sigue afectando a numerosos niños y adolescentes hoy en día.

• Creemos también que esta reflexión y las consiguientes acciones que se puedan emprender, debemos ampliarlas a los espacios con que contamos en nuestra organización nacional y regional. Esto encontrará un momento privilegiado en nuestra reunión de Consejo General, en el mes de octubre, en el transcurso del cual deseamos realizar un gesto público de apoyo a la causa que Uds. llevan adelante.

Con humildad y entusiasmo queremos aportar este pequeño granito de arena en la construcción conjunta de una sociedad basada en la verdad, la justicia, la fraternidad y la caridad.

Quedamos a su disposición para continuar con el diálogo iniciado y les aseguramos nuestras oraciones para que el Dios de la Vida, el Dios Padre/Madre, las aliente cada día y haga fructífero este esfuerzo mancomunado de tantas mujeres y varones de buena voluntad.

            En nombre de las/os hermanas/os de la Junta Directiva Nacional

                                   Hna. Marisa Biasutti, HSAP, Presidenta de CONFAR

                                   Hna. Adriana Cecchi, APSM, Secretaria Ejecutiva

 

VIRGINIA BONARD
FUENTES: Agencias, Portales y CONFAR




Documento sin título