Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
30 de Julio, 2014
Chicos por un mundo unido

Imprimir
Imprimir

Del 14 de julio al 27 de julio se reunieron en Argentina niños y jóvenes provenientes de 27 países a vivir la experiencia de la fraternidad como un milagro posible.

Laboratorio Hombre Mundo 

Durante quince días, 500 Chicos por un mundo unido, del Movimiento de los focolares, de 27 naciones, lograron movilizar a cientos de personas con el objetivo de demostrar que proponer la unidad y la paz es un camino viable. Los chicos por un mundo unido han cumplido 30 años desde su fundación y hoy pueden festejar el haber hecho realidad la consigna que Chiara Lubich, su fundadora, les diera en la Pascua de 1984: “Este Movimiento …tiene que lograr que un gran número de chicos de todas las tendencias…se interesen por un problema: mantener el mundo unido”.

Desde hace varios años que los Chicos por un mundo unido se propusieron  “Colorear la ciudad con el Amor”, buscando en cada lugar donde están presentes, los espacios “descartados”, grises, de la sociedad. Una vez detectados, generaron proyectos para ir al encuentro de las diferentes problemáticas por ellos priorizadas. Así surgieron muchas experiencias y este compromiso con la realidad local, los convenció de la necesidad de tomar en cuenta la dimensión mundial. 

Estos eventos mundiales, con anterioridad tuvieron sede en Italia, ya que en ese país se inició “Chicos por un mundo unido”. Luego se hizo una experiencia también en India, donde se abrió un importante espacio de diálogo interreligioso. Lo diferencial de la experiencia Argentina 2014, radicó en haber priorizado el aspecto social en todos sus matices. 

La primera semana realizaron un congreso formativo que tuvo como sede la Mariápolis Lía de O’Higgins, provincia de Buenos Aires. Esta convivencia reforzó la preparación que cada uno había realizado en sus propios países. Mediante juegos, canciones, talleres y reflexiones teóricas, que consolidaron las opciones realizadas al decidir sumarse a esta propuesta. Desde la solidez de esta experiencia pudieron proyectarse “hacia las periferias”.

Joaquín de Mendoza nos decía: “Fue una de las cosas más importantes de mi vida, una experiencia muy hermosa compartir tanto con chicos de otros países. Lo mejor fue ver a chicos que viven el mismo ideal que yo, y que es posible encontrar un mundo unido, es posible! Antes quizás no lo podía pensar porque no me caía la ficha, pero después de una semana en la Mariápolis, practicar toda la teoría en mi casa y en mi provincia, con todos estos chicos, se puede pensar de un mundo unido”. La semana en la Mariápolis los ayudó a valorar la cultura del otro como la propia,  se consolidó en ellos la realidad de que la fraternidad era posible más allá de las diferentes culturas, de los idiomas, de las más variadas diversidades. 

La segunda semana se caracterizó por un enorme desafío, los más de 500 se trasladaron a distintos destinos en Argentina y a otros países de Latinoamérica, para trabajar en territorios concretos por la fraternidad. No fueron a hacer turismo, si bien también se dieron esos espacios. El foco se puso en construir lazos de fraternidad, con hermanos que no conocían, pero que estaban vinculados a experiencias de acción social del Movimiento de los Focolares o a personas cercanas a esta propuesta de la espiritualidad que los anima. Los chicos fueron a dar, a darse, pero quienes los recibieron, también estaban preparados para hacer la misma experiencia. Este tipo de intercambio habla de las iniciativas que los Focolares proponen en los diversos espacios donde orientan su accionar: la propuesta es vivir una “cultura de la reciprocidad”, para de esta forma llegar mediante el diálogo, a la unidad, a la fraternidad y la paz.

------------------------------------------------------------------

Compartimos algunas impresiones sobre este trabajo:

 

Saby de Malta: “Fue una realidad que me impactó mucho. A veces me siento lejos de esta realidad pero en el Barrio Flores me sentí cerca. En Argentina aprendí a perdonar, a no esperar nada cuando doy algo, y me llevo que aprendí a amar sin esperar ser amada”.

Francesco, de Italia, “Mientras estábamos levantando la basura al costado de la cancha, una señora dijo que era inútil lo que hacíamos porque después de algunos días volvería a estar sucio. Sin embargo me gustó trabajar en grupo, ver que los chicos del lugar nos ayudaron. Me sorprendió la hospitalidad de la gente”.

Siobhán Ni Ghuairim, de Irlanda acerca de su experiencia en Paraguay: “Me impactó la gigantesca diferencia entre ricos y pobres. En Irlanda tenemos el octavo mejor sistema educativo del mundo, pero nos quejamos porque tal profesor no explica bien, o tal programa no pudimos realizarlo... No somos felices. Y la tasa de suidicios sigue creciendo. Acá vi que hay chicos en Paraguay que ¡podrían quejarse de no tener escuelas, o electricidad! Pero igual no se quejan, son felices. Lo vi sobre todo en el barrio San Miguel. Así que tenemos mucho que aprender de los paraguayos. Me imagino un día que los pueblos nos intercambiemos nuestras riquezas y aprendamos los unos de los otros. Paraguay podría aprender de nosotros algunas cosas también. Por ejemplo, nosotros cuidamos nuestro medio ambiente”. 

Cecilia, de Italia, contó: “Me impactó mucho la realidad del barrio porque siempre había visto estas realidades sólo en publicidades de televisión, y nunca me había dado cuenta que era verdaderamente necesario ayudar. Me golpeó mucho el modo en que ellos viven su pobreza, porque ellos tienen todo pero no tienen nada”. 

Muchos Obispos han valorado esta experiencia, el primero de todos, nuestro Papa Francisco, quien enviara un cálido saludo, invitando a los chicos “sean fermentos de una vida cristiana más comprometida y coherente”. En Argentina, recibieron la visita de Monseñor Radrizzani, Arzobispo de la Arquidiócesis de Mercedes-Luján y en la segunda semana compartieron momentos de diálogo muy profundos con Monseñor Tissera, obispo de la diócesis de Quilmes, y Monseñor Ñáñez, Arzobispo de la Arquidiócesis de Córdoba que estuvo presente en la Jornada de cierre del Grupo de Córdoba y acompañó a los chicos en su oración por la paz. 

Agostino Spolti y Nadia Xodo, coordinadores internacionales de Chicos por un mundo Unido con sede en Roma, comentando los frutos de la acción en América Latina, valorizaron con mucho entusiasmo la experiencia realizada. Nadia afirmaba: "Aquí se han dado muchos pasos importantes, de perdón, de reconciliación, de amor concreto, de conocimiento de las diversas culturas. Creo que todo esto ha sido una riqueza muy grande para todos, particularmente para los chicos que vienen de Europa, ellos mismos han hablado de los problemas que les preocupan: el individualismo, el consumismo, la falta de comunicación entre las generaciones. En cambio, con el contacto con los chicos latinoamericanos, que culturalmente valoran la socialidad, han ayudado a los chicos europeos a descubrir sus propios desafíos" y Agostino "Me impresionó mucho ver como los chicos perciben  todo lo que ocurre alrededor de ellos y como son conscientes de que pueden hacer, y transformar ese entorno. Ellos no son indiferentes, ellos quieren compartir con sus compañeros sus dolores, sus dificultades y nos piden a los adultos que los acompañemos. Buscan también construir relaciones abiertas con todas las generaciones".

Ramiro, uno de los animadores, nos comentaba: “Monseñor Ñáñez nos invitó, no solo a rezar por un mundo más pacífico sino, también, a comprometernos en construir esta paz desde nuestras realidades cultivando la cultura del dar. El clima que se generó fue muy intenso con un silencio  impresionante. Escuché a muchos chicos hoy hablar de que un mundo unido es posible y vi como lo vivían”.

La iniciativa fue apoyada también por el Congreso de la Nación Argentina declarándola de interés nacional, también por la cámara de diputados de la provincia de Salta y por reconocimientos de las intendencias de los lugares que recibieron las acciones. 

Es imposible relatar lo acontecido, en cada lugar se han continuado tejiendo lazos de fraternidad, en Salta con la comunidad Aba Guarani y Expo.Chicos con 400 personas. En Buenos Aires en Villa Soldati con 250 en una escuela pública donde confluyeron los chicos que trabajaron en Santiago del Estero en una escuela muy pobre, los que estuvieron en el Delta de Escobar, acompañando la difícil realidad de los isleños, los que compartieron la vida de los chicos del Centro Comunitario Juntos por el Barrio de José C. Paz, en Bernal y General Rodriguez. En Córdoba, Mendoza, Rosario, también se juntaron para despedirse, más de 300 chicos en cada lugar. 

------------------------------------------------- 

MANIFIESTO DE LOS PARTICIPANTES

De estos días queda también el manifiesto que sintetiza toda la propuesta. Fue elaborado en la primera semana y consignado a autoridades y personas interesadas en cuanto ha ocurrido. Más allá de las lágrimas y abrazos de las despedidas, porque los chicos ya están volviendo a sus países, la experiencia continua en quienes desean adherir a estos principios.  

“Nosotros, como  representantes de los chicos por un mundo unido de todo el mundo, hemos hecho la experiencia durante el Laboratorio Hombre Mundo de que la fraternidad universal es posible porque hemos visto que podemos construirla más allá de la barrera del idioma y cultura.

Trabajando juntos hemos descubierto diferentes necesidades que afronta nuestra sociedad como la carencia de unidad, que se ramifica en otros aspectos como la incomunicación, discriminación, desigualdad, corrupción, desintegración de la sociedad, el aislamiento de los refugiados migrantes, entre otros.                                

A partir de esto nos comprometemos a trabajar, a colaborar y a transformar estas realidades descubiertas a través de los proyectos que asumimos en el laboratorio y que concretaremos en nuestras ciudades a través de un trabajo en red con otras instituciones, asociaciones, ciudadanos y personas interesadas en realizar nuestro proyecto.

Y estos los llevaremos adelante con los diferentes valores aprendidos en el laboratorio Hombre Mundo, transformándonos en ciudadanos activos, mirando y asumiendo el desafío de ser sujetos protagonistas de nuestras ciudades.  

Invitamos a todos a sumarse a este compromiso que asumimos como ciudadanos del mundo en el camino de construcción de un futuro justo, fraterno y de paz”. 

--------------------------------------

Compartimos con ustedes, con mayor detalle lo que se construyo en al menos otros tres países de Latinoamérica en la segunda etapa:

México y América Central, por Mayteé Barrios

Del 21 de Julio al 27 en la ciudadela El Diamante a una hora aproximadamente de la ciudad de Puebla en Mexico, se ha realizada la segunda etapa del proyecto Hombre Mundo organizado por Los Chicos por la Unidad del Movimiento de los Focolares. Unos 160 chicos provenientes de varias ciudades de Estados Unidos, Guatemala, Honduras, El Salvador, Costa Rica, Panamá y naturalmente distintas ciudades de Mexico se han reunido por una semana para realizar el laboratorio de fraternida. Las diferencia de idioma o los viejos conflictos entre países fronterizos no ha tenido ninguna importancia para que pudieran hacer una experiencia de fraternidad universal. Las actividades en esta semana han sido muchas y variadas con el unico fin,  poder demostrar que la unidad entre pueblos y culturas es posible y ellos los chicos son los primeros en empeñarse a ser testimonios vivos de ello. 

Cada mañana en un espacio de media hora compartíamos una reflexión sobre ¨La regla de Oro¨, ¨La Cultura del Dar¨,  o ¨El Amor recíproco¨ por decir algunas. Durante la jornada se realizaban actividades concretas para ayudar a quien más lo necesita y juegos con la finalidad de compartir y hacer crecer la realidad de hermandad entre todos. Los chicos se distribuyeron en 2 grupos para visitar las comunidades pobres que se encuentran al rededor de la ciudadela, llevando a las familias víveres y útiles escolares para los niños, pero sobretodo para compartir un momento de alegría. Divididos en 10 grupos han realizado talleres con distintas actividades  como pintura, deporte y juegos que se desarrollaron con los niños de estas comunidades. La alegría era contagiosa y aumentaba a medida que pasaban las horas, no solo en los niños que llegaron, sino sobretodo en los chicos por la unidad que experimentaban la felicidad en el DAR, su tiempo, una sonrisa, un abrazo una mirada. 

Otra actividad que ha ocupa parte de estos días, consistía en una acción ecológica con la finalidad de limpiar los caminos que utilizan los campesinos y las familias del lugar. Divididos en grupos hemos cubierto un perímetro al rededor de los campos de cultivos y en dirección a la escuela, con palas, rastrillos, guantes y tapa bocas abandonamos la ciudadela para recorrer varios caminos. El coraje y el entusiasmo en los chicos era contagioso, bajo un sol resplandeciente y fosas de basura, nos turnamos para recoger aquello que a nuestro paso encontrábamos. Notificada la administración pública del lugar se interesaron y quisieron brindar su apoyo concreto con algunos empleados que nos acompañaron, una ambulancia y algunos materiales. Al final de nuestra acción ecológica han agradecido por la idea y por la disposición de los chicos, manifestando que habían sido un ejemplo para ellos y animándose a realizar otras actividades de este tipo. Luego de haber recogido toda la basura hemos colocados anuncios con frases que invitan a cuidar el ambiente y no botar basura, estas frases habían sido parte de un concurso entre los chicos del lugar, eligiendo las 10 más incisivas. Pero el concurso de las frases non consistía solo en crearla, sino en realizar un cartel que pudiese resistir el impacto del tiempo y no terminase a su vez en basura. Bajo el patrocinio del las autoridades públicas se logro realizar unas impresiones en lonas con las 10 mejores frases y las colocamos a lo largo de los caminos. Los habitantes del lugar apoyaron con la iniciativa creando tres capillitas donde colocamos imágenes de la virgen de Guadalupe, como signo de bendición y de protección de la virgen la comunidad misma se empeñaba a mantener la armonía en el lugar. Con una solemne procesión acompañados de un sacerdote se han bendecido las tres imágenes de la virgen en medio de una gran alegría por parte de los campesinos del lugar y sus familias y los cantos de los chicos por la unidad.

Cada chico a caso eligió participar en el montaje de varias representaciones que narrarían la historia de México, participando así chicos mexicanos y estadounidenses en representar incluso aquellas batallas que hicieron participes a ambos países en un clima de respeto y admiración por el pasado en común.

Las noches tenían como finalidad después de la cena, preparan una gran jornada para el día sábado, a la cual llegarían chicos de varios lugares de México para conocer a los chicos por la unidad. Durante estos momentos todos donaban sus talentos, quien sonaba un instrumento, quien cantaba, bailaba o compartía su experiencia de vivir por un mundo unido. 

Ha sido una mañana fresca y soleada la del día sábado, donde el aire envolvía un clima efervescente en la espera de la llegada de los autobuses con alrededor de 200 chicos que compartirían esa jornada con los ya presente desde hacía una semana. Con entusiasmo y alegría los chicos donaron con canciones, teatro, bailes y experiencia lo que tratan de vivir como chicos por un mundo unido en este proyecto de Hombre Mundo, hombres que viven y construyen la fraternidad. Algunos de los chicos que llegaron con sus familias al final de la jornada decían: papa yo me quiero quedar, y algunos padres decían, que lindo, me gustaría que mi hijo pudiera hacer una experiencia así.

El cansancio no impidió que después de saludar a aquellos que vinieron por una jornada nos reuniéramos alrededor de una gran hoguera para entre cantos, juegos y poesías los chicos se prepararan para saludarse después  de una semana en la cual se habían hecho auténticamente hermanos.

La mañana del 27  antes de subir las maletas en los autobuses que les regresarían a sus ciudades, solemnemente han leído los compromisos que se han hecho al regresar a sus casa: A partir de esto, nos comprometemos a trabajar, a colaborar y a transformar estas realidades que hemos descubierto a través de los proyectos que asumimos en el laboratorio y que concretaremos en nuestras ciudades a través de un trabajo en red con otras instituciones, asociaciones, ciudadanos y personas interesadas en realizar nuestro proyecto. 

Y estos los llevaremos adelante con los diferentes valores aprendidos en el laboratorio Hombre Mundo, transformándonos en ciudadanos activos, mirando y asumiendo el desafío de ser sujetos protagonistas de nuestras ciudades. 

Entre lágrimas y abrazos pero con el corazón lleno de alegria y la libertad en sus rostros partieron seguros de poder trasformar el mundo. 

Desde Brasil-Recife (Franc Moura)

Fórum 2014

Con cantos que dicen: “Mundo Unido Ciudadano”, “Dios necesita de santos que usan pantalones jeans”… así se dio inicio al 11º Fórum de los Chicos por la Unidad del Movimiento de los Focolares, realizado en los días 24, 25, 26 y 27 de julio en el Centro Mariapolis – Igarassu (Pernambuco), Brasil. 

Con el lema: “El Mundo Unido es Ahora!” se reunió 400 adolescentes entre 14 y 17 años para un encuentro personal y transformador a la luz de la espiritualidad de la unidad de Chiara Lubich, fundadora de los Focolares.

Con la invitación “a salir al encuentro de los demás” como nos propone el Papa Francisco, los adolescentes llevan adelante la propuesta invitando a sus amigos, algunos de otras iglesias cristianas o sin un referencial religioso para vivir la cultura del compartir, el arte de amar.

En la ocasión se festejó los 30 años del Movimiento Chicos por la Unidad, y también continuidad al Proyecto Hombre Mundo, campo de trabajo realizado en Argentina, en su segunda fase, con la participación de chicos italianos, que llegando a Recife tuvieron la posibilidad de entrar en la realidad local, acogiendo los desafíos, las riquezas y las raíces del pueblo del nordeste brasileño, involucrándose en las acciones sociales animadas por la espiritualidad de la unidad o no.

También en los días del Fórum 2014 profundizaron varios temas, a través de talleres, como: Nuestro Sueño: El Mundo Unido; De un lado nosotros, y del otro?; Euforía: instrumento o trampa?; Elecciones (escojas); Mass media; Familia; Noches reflexivas y culturales, etc.

Quedó lanzado el desafío de no dejar que las personas pasen en vano a nuestro lado, y “que nuestro momento es AHORA y con eso cambiar la historia, no hay tiempo para esperar”, así también decía una de sus canciones.

Desde Paraguay-Silvano Malini

Con entusiasmo contagioso, terminó la 2da etapa del Laboratorio Hombre Mundo en Paraguay.

Emocionante ver el profundo vínculo de amistad nacido entre paraguayos e irlandeses, que sortearon fácilmente la barrera del idioma, de las diferencias culturales y de las condiciones de vida. “Experimenté que las personas somos iguales. Sólo son distintas las maneras de vivir”, comentó Ronan Costello, un adolescente irlandés de 16 años. “Me impactó mucho que, cuando fuimos al asentamiento en Caazapá, los niños de allí recibían lo que les trajimos (que no era nada para nosotros, no nos había costado casi nada recolectar) valorándolo mucho. Y pensé 'estos chicos saben que nosotros venimos

de un un contexto muy diferente, que no nos falta nada, que somos ricos, comparado con ellos. Y aún así, nos recibieron como hermanos'”, afirmó por su parte el quinceañero Daniel Hession.

Después de unos días muy intensos en Lambaré, Luque, Caazapá, Caaguazú y un día en que pudieron admirar la naturaleza y el ingenio del hombre en las Cataratas de Iguazú y en la represa de Itaipú, finalizaron su estadía en Paraguay este domingo, en el centro de los Focolares en Mariano Roque Alonso, donde se despidieron de la comunidad focolarina del Departamento  Central, con representantes de Caazapá.

La reunión conclusiva, a instancia de los chicos, sirvió para evaluar la experiencia, que superó por lejos las expectativas de todos, y para planificar la 3ra fase del proyecto, en la que los CMU trabajarán en sus países. El pelirrojo irlandés Ronan Costello propuso un hermanamiento entre su parroquia, en la ciudad de Navan, y Caazapá, para ayudar el desarrollo del asentamiento que conocieron.

Toda la actividad pudo seguirse desde:

* Facebook: https://www.facebook.com/pages/Cantiere-Uomomondo/213451145505461?fref=ts

* Twitter: @cantiere2014

* Instagram: http://i.instagram.com/proyectohombremundo/

* www.ciudadnueva.org,ar

 

Por Silvano Mallini (Paraguay), 

Mayteé  Barrios (México), 

Franc Moura (Brasil), 

Isabel Gatti, Santiago Durante y Carlos Mana (Argentina)




Galerías de Fotos:
· Chicos por un mundo unido



Documento sin título