Video: LATIDOAMÉRICA
Conferencias Episcopales
   
Medios Asociados
   
 
Noticias
20 de Agosto, 2014
Seminario latinoamericano y caribeño de Pastoral Urbana

Imprimir
Imprimir

Presencia de la Iglesia en la ciudad: Memorias, desafíos y compromisos de la pastoral urbana a la luz de la Misión Continental Permanente.

Como parte del programa Interdepartamental del CELAM, del 18 al 23 de agosto del 2014 se está llevando a cabo en la Casa de Encuentros “Santa María” de las Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús de la ciudad de Bogotá, Colombia, el Seminario Latinoamericano y Caribeño de Pastoral urbana.

La misa de apertura estuvo presidida por monseñor Santiago Silva Retamales, secretario general del CELAM.

El objetivo general de este Seminario es “comprender la problemática, los retos y los desafíos de la presencia de la Iglesia en la ciudad, a la luz de las propuestas de la Misión Continental Permanente, para acompañar las realidades urbanas desde las diferentes áreas pastorales del CELAM”.

Como objetivos específicos los organizadores detallan:

  • Rescatar la trayectoria de la presencia de la Iglesia en la ciudad a la luz de los procesos desarrollados por la Pastoral Urbana en las distintas realidades de América Latina y el Caribe;
  • Profundizar los retos, impases y alternativas que se han explicitado, en términos teóricos y prácticos, a respeto de la evangelización en el mundo urbano;
  • Reflexionar la complejidad de las culturas urbanas en el contexto del cambio de época y sus impactos en la vivencia cristiana;
  • Compartir experiencias significativas y de carácter novedoso para la Misión Continental Permanente en las ciudades de pequeño, mediano y grande porte en América Latina y el Caribe;
  • Sistematizar la memoria, procesos y perspectivas de la evangelización en el mundo urbano desde la realidad contextual de América Latina y el Caribe en referencia a un análisis comparado de los datos de situación en otros continentes.

Los temas medulares que se abordarán en estas jornadas serán: Los principales interrogantes de la cultura urbana a la Evangelización; los principales interrogantes de la Pastoral Urbana hoy; memoria histórica del Proceso de la pastoral urbana en América Latina y el Caribe; culturas urbanas: los procesos de la ciudad en perspectiva interdisciplinar; La ciudad en el contexto bíblico, la ciudad en el horizonte teológico; experiencias significativas de pastoral urbana; la ciudad y la ciudadanía en el mundo urbano; la espiritualidad cristiana en las culturas urbanas; líneas pastorales.

La Secretaría Ejecutiva está conformada por:

  • Mons. Santiago Silva Retamales – Secretario General CELAM
  • Mons. Pablo Varela – Presidente Departamento de Cultura y Educación
  • P. Leonidas Ortiz Losada – Secretario Adjunto CELAM
  • P. Vitor Hugo Mendes – Secretario Ejecutivo Departamento de Cultura e Educación
  • Srta. Laura Castro Jolas – Secretaria Asistente Departamento de Cultura y Educación
  • Srta. Pilar Pineda Orduña – Secretaria Asistente Departamento de Vocaciones y Ministerios

Comité CELAM:

  • P. Antonio Velásquez (Venezuela) – Departamento Familia, Vida y Juventud
  • Sr. Enrique Pinilla (Colombia) – Departamento Justicia y Solidaridad
  • P. Felipe de Jesús de León Ojeda (México) – Departamento Misión y Espiritualidad
  • P. Leonidas Ortiz Losada (Colombia) – Secretario Adjunto CELAM
  • P. Moisés Perez (Nicarágua) – Vicerrector CEBITEPAL
  • Mons. Pablo Varela Server (Panamá) – Presidente Departamento de Cultura y Educación
  • P. Pedro Hughes (Perú/Irlanda) – Departamento Justicia y Solidaridad
  • P. Raúl Islas (México) – Tesorero General/Oficina de Proyectos CELAM
  • Mons. Santiago Silva Retamales (Chile) – Secretario General CELAM
  • Dra. Susana Nuin Núñez (Uruguay) – Departamento Comunicación
  • P. Vitor Hugo Mendes (Brasil) – Departamento de Cultura y Educación

Invitados:

  • P. Carlos Maria Galli (Argentina) – Departamento de Cultura y Educación
  • Prof. Cecilia Blanco de Dilascio (Argentina) Departamento de Comunicación
  • P. Jorge Eduardo Scheinig (Argentina)
  • P. Jorge Seibold (Argentina) –  Departamento de Misión y Espiritualidad
  • Prof. Isabel Gatti (Argentina) – Departamento de Comunicación
  • Prof. Ángela Sierra (Colombia)
  • P. Francisco Antonio Niño Sua (Colombia)
  • P. Jaime Mancera (Colombia) –  Departamento de Cultura y Educación
  • Sr. José Arley Muñoz U. (Colombia) – Observatorio de Pastoral
  • Prof. Olga Consuelo Vélez (Colombia)
  • Prof. Susana Becerra (Colombia)
  • P. Benjamín Bravo (México)
  • Prof. Lusverlyn Rafaelina Arias Rodrígues (República Dominicana)
  • Prof. Margit Eckolt (Alemania) –  Departamento de Cultura y Educación

 

--------------

 

18 DE AGOSTO DE 2014

PALABRAS EN LA APERTURA DEL SEMINARIO DE ESTUDIOS DE PASTORAL URBANA EN AMERICA LATINA Y EL CARIBE 

En los primeros años de la década de los 80, siendo decano de Humanidades y Ciencias Religiosas, estuve, junto con otros, replanteando lo que llamábamos Estudios Generales, compuesto entonces por un grupo de materias obligatorias no importaba qué carrera se cursaba en la universidad. Uno de los cambios que introduje fue una materia para el primer año de todas las carreras, que intitulé Fundamentos  Antropológicos.

El punto de partida de la materia en cuestión era que nos encontrábamos en un cambio de época. Un cambio acelerado, continuo, profundo y ambivalente, con alcance a todos los órdenes de la existencia humana. A raíz de este cambio se estaba creando otro estilo de vivir y de enjuiciar la vida, otra escala de valores y de comportamientos; generándose un nuevo tipo de hombre.

Como signos, como motores, como consecuencias, recogía cuestiones que ya se habían vuelto lugares comunes. Sociedad de consumo, fruto de la industrialización; desarrollo tecnológico, mayor producción de bienes, mayor crecimiento económico, mercantilismo, consumismo, utilitarismo. 

En nuestro inicio de Seminario traigo a colación este recuerdo porque también incluí en los signos, motores, consecuencias, el proceso de urbanización, la migración, el desarraigo, la masificación, la manipulación, la conciencia ciudadana; el desarrollo de las comunicaciones y el transporte, la movilidad, el cosmopolitismo, la sociedad de la imagen y el sonido, la desigualdad social, la pobreza e inequidad, la cultura de clientelismo-asistencialismo, el individualismo…

Treinta años después, en mi país, con sus cien años de Canal Interoceánico, si han habido cambios (no en la asignatura sino en la situación), han sido sólo para acentuar lo antes citado. En lo que conozco de otros países, las diferencias entre ellos más bien es cuestión de velocidad. Cuando me detengo en economía y finanzas, pienso que donde realmente se está jugando realmente la guerra es en la generación y dominio de los medios de comunicación a escala mundial.

Cuando  inicié los estudios universitarios uno de los autores con su buen grupo de seguidores pensantes todavía era Spengler y su ocaso de Occidente. Ya hacia finales del siglo XX y en lo que llevamos de este siglo otras voces nos describen situaciones como Bell sobre el final de las ideologías, Fukuyama con el final de la historia, Peyrefitte con el final de la confianza, Hayek con el final del estado de bienestar, Luhmann con el final del sistema social, Sennet con el declive de lo público. Todos, de una manera u otra, en referencia urbana. Y aquí estamos queriendo seguir viviendo aunque sea sociedad de una gran incertidumbre. Líquida la llama Zygmunt Bauman; del Riesgo la califica Ulrich Beck; una Era del Vacío, afirma Gilles Lipovestky o mundo de corrosión del carácter, agrega Richard Sennett y su esposa, Saskia Sassen, Premio Príncipe de Asturias 2013, piensa la ciudad y su entorno en el mismo sentido. Martha Nussbaum, también premio Príncipe de Asturias (2012) nos ubica en las repercusiones en educación y ciudadanía

En medio de turbulencias sigue en emergencia la insostenibilidad de un orden mundial que niegue el futuro a mil millones de personas, porque no pueden comer ni alimentarse adecuadamente. Las vocaciones también se escriben con B alta y por esa carencia o deficiencia en la nutrición, cuántos quedan sin la capacitación para vivir. La ciudad es escenario, pero también haz de posibilidades, aunque la que se habita ya no se proyecta hasta la muerte.

Se ha vivido y se vive una transformación en los referentes vitales y en el horizonte cultural que abre a lo desconocido. Las culturas han dejado de ser cuerpos compactos y homogéneos. Prima lo que se ha denominado “culturas híbridas”, donde conviven manifestaciones diversas -y a veces contrapuestas- en un mismo espacio. Se ha acrecentado la interculturalidad. Estamos en un modelo de sociedad dual de integrados y excluidos. (EG 53). ¿Hemos abandonado la tarea de trabajar y vivir en el modelo de integración social?

Pasando a otro registro, podemos encontrar no poca filmografía latinoamericana sobre la ciudad y sus habitantes. Me limito, sin más detalles, a citar tres; La Zona, de director uruguayo, pero referida a Mexico; y dos argentinas como El hombre de al lado y Elefante blanco. 

Mientras, nuestros pastores, en el día a día del Evangelio del Señor, buscando cómo llegar a los que viven en edificios con portero electrónico y con personal que impide la entrada; cómo penetrar en residenciales con garita de acceso, rígido sistema de seguridad. Quizás cercanos a un templo parroquial, pero tan alejados en sus vidas. O qué hacer con una nueva realidad como la de indígenas que se encuentran más numerosos en la ciudad que en sus tradicionales territorios. O ¿cómo cursos de religión en el sistema escolar de la ciudad?

João Batista Libânio decía en un libro que las condiciones del cambio eran la sospecha y la experiencia de lo diferente. Pastoral de la Ciudad, pienso, implica ser capaces de abrirnos a lo diferente; sospechar que nuestras posiciones puedan estar equivocadas.  Por su parte, Mahatma Gandhi me parece dijo que cuando enfrentemos los desafíos del mañana con los métodos de ayer, tendremos los problemas de hoy.

Para tener los resultados que nunca hemos tenido, hay que hacer lo que nunca hemos hecho todavía.

Que entre la Babel levantada por hombres y la Jerusalem que desciende, tengamos un muy buen seminario. Bienvenidos todos los expertos y todos los  Departamentos del CELAM porque la ciudad es de todos, aunque algunos piensen que no es para todos. 

Mons. Pablo Varela Server
Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Panamá

 
VIRGINIA BONARD
FUENTE: Departamentos CELAM

       




Documento sin título