Obispos estadounidenses y mexicanos denuncian el culto a “San la Muerte”


23 de Febrero, 2017

Los obispos de los Estados Unidos y de México denunciaron el culto a “San la Muerte”, una figurilla en forma de esqueleto que es venerada por muchas personas vinculadas al narcotráfico, y llamaron a todos los católicos a desistir de rendirle tributo. 

Los arzobispos estadounidenses de Santa Fe, monseñor John Wester; de El Paso, monseñor Mark Seitz; y de San Angelo, monseñor Michael Sis, se sumaron a sus pares mexicanos que condenaron este culto la semana pasada. 

Monseñor Wester dijo que ese culto es “la antítesis” de las enseñanzas de Cristo” y añadió: “Ella no es una santa. No hay nada bueno que pueda surgir de rezarle. Tenemos muchos santos que representan las enseñanzas de Jesucristo; ésta es una aberración”, indicó. 

La denuncia surge después de que el obispo mexicano de Ciudad Juárez, monseñor José Guadalupe Torres Campos, fustigó la veneración a San la Muerte en una reciente entrevista con un diario e instó a los feligreses a no unirse a este “culto”. Varios dirigentes de la Iglesia católica en México condenaron a la folclórica santa, pero los obispos de los Estados Unidos habían permanecido –hasta ahora- mayormente callados respecto a la imagen esquelética. 

Popular en México, y vinculada en ocasiones con carteles de narcotráfico, el culto a San la Muerte tuvo en los últimos años un aumento de seguidores al norte de la frontera: inmigrantes, pequeños empresarios, activistas gay y gente pobre, entre otros; muchos de ellos no latinos. 

Vestida con una túnica de monja de color negro y sosteniendo una guadaña en una mano, San la Muerte es atrayente para personas que buscan todo tipo de ayuda supernatural: sea defensa contra la maldad o la realización de una venganza hasta evitar la traición de amantes o conseguir un mejor empleo. Otros buscan su protección para sus cargamentos de droga y para evitar toparse con agentes judiciales. 

Los devotos utilizan con frecuencia oraciones católicas y establecen santuarios en su honor. La “santa” es especialmente popular entre católicos mexicano-estadounidenses, y rivaliza con San Judas y con la Virgen de Guadalupe como figura favorita para solicitar milagros, a pesar de que la Iglesia católica de México califica a San la Muerte como culto satánico. 

Su imagen fue utilizada en tarjetas de oración para pedir venganza y protección, muchas de ellas fueron encontradas en ocasiones en sitios donde ocurrieron masacres y en cargamentos de drogas. 

Es “espiritualmente peligrosa” no tiene vinculación con el catolicismo y “debería ser evitada totalmente”, expresó el arzobispo de San Angelo, monseñor Michael Sis y concluyó: “Es una perversión de devoción a los santos”.

 


Consejo Episcopal Latinoamericano
 Carrera 5 N° 118 - 31 - Bogotá D.C. (Colombia)
 Tel.: (57)(1) 587 97 10 - Fax: (57)(1) 587 97 17
 Email: celam@celam.org
  Desarrollado por Iglesia.cl